La reina Máxima de Holanda cumple 50 años y repasamos su armario. | Ian Gavan / GETTY

La reina Máxima de Holanda cumple 50 años: icono de estilo vanguardista

La reina Máxima de Holanda ha demostrado con el paso del tiempo que su armario está lleno de tocados, sombreros y piezas con volúmenes coloristas que la definen desde que llegó a la Casa Real Holandesa.

CARMEN RAYA

Con el paso del tiempo la reina Máxima de Holanda puede presumir de haberse posicionado no solo como una de las 'royals' más queridas, sino también como una de las más sorprendentes en cuestión de estilo. Y sí, usamos este calificativo porque la paleta de colores, los diseños arquitectónicos y la infinidad de pamelas, sombreros y tocados que ha lucido desde que se hiciera público su noviazgo con el por entonces príncipe Guillermo de Holanda se han convertido ya en su mejor carta de presentación 'fahion'.

Querida a partes iguales por la familia real Holandesa como por el pueblo holandés, la reina Máxima de Holanda siempre se ha caracterizado por su carácter risueño, cercano y muy relajado. Es habitual verla riéndose a carcajadas en los eventos oficiales a los que asiste y la manera en la que interactúa de manera pública con su marido, con continuas muestras de afecto, dejan de manifiesto que la sangre argentina que corre por sus venas aún fluye con fuerza. 

Es precisamente esa energía y positividad que desprende la que trata de mostrar a diario o de gala en los múltiples eventos oficiales a los que asiste. Considerada como una de las 'royals' más transgresoras, el armario de la reina Máxima de Holanda gira en torno a tres máximas (y nunca mejor dicho): el color, los volúmenes y los accesorios

Tocados, sombreros y diademas: sus mejores (y más favorecedores) aliados

Si por algo es alabado el vestidor de Máxima de Holanda es porque está muy enfocado a estos accesorios que la mayoría de nosotras reservamos para eventos 'high class' como bodas, bautizos y comuniones. Sin embargo, la reina de Holanda hace de ellos un básico consiguiendo dos cosas al utilizarlos: alarga su silueta y suma elegancia a su 'outfit'. No hay que olvidar que en la década de los 50, las mujeres solían llevar tocados en su día a día y era visto como un signo de distinción.

La reina Máxima de Holanda, 'sombrera real'. | GETTY

Los favoritos de la reina Máxima de Holanda son los de Fabienne Delvigne, diseñadora belga que se ha ganado el corazón 'fashion' de la monarca. De hecho, durante más de 25 años esta firma ha confeccionado todos y cada uno de los tocados y sombreros que ha lucido la familia real belga y así puede leerse en la web de esta marca.

Esta firma cuenta con el respaldo de la casa real belga. | Cortesía de Fabienne Delvigne.

Aunque no es solo el hecho de que Máxima de Holanda lleve tocado a menudo el que sorprende, sino que suele apostar por los de plumas. Una elección que tampoco es fruto del azar. Si la esposa del rey Guillermo elige estos es porque las plumas aportan movimiento a sus looks.

Este tocado alarga la silueta y aporta movimiento y volumen.  | Franco Origlia / GETTY

Colores ácidos, fuertes, primarios y secundarios

Las tonalidades más potentes juegan un papel muy importante en las piezas por las que se decanta la reina Máxima de Holanda. Con el naranja como color oficial de la casa de los Orange, parece que la monarca ha querido siempre seguir esa estela de alegría colorista que define al país de los tulipanes. 

El verde es una de sus colores favoritos. | GETTY

Volúmenes y asimetrías

Pero como puede comprobarse en el 'collage' superior, no solo el color juega un papel fundamental en el armario de la reina Máxima de Holanda. El efecto arquitectónico y 3D es uno de los favoritos de la monarca y los consigue gracias a los volúmenes, las asimetrías y los 'broches' trampantojo.

Aunque tampoco podemos obviar el hecho de que Máxima de Holanda también apuesta por looks más 'simplistas' (aunque igual de efectivos) y es entonces cuando siempre apuesta por una gran pamela para aportar ese toque vanguardista del que nunca se desprende.

Looks monocolor y con sombrero. | GETTY

Otro dato que no podemos dejar pasar en cuanto a su vestuario, y que a menudo suele pasar desapercibido, son los guantes. Ya sea para una visita a un museo o para una cena de gala, la reina Máxima de Holanda siempre acompaña sus looks de este accesorio que es casi invisible en el resto de armarios 'reales'. Aunque podría tratarse solo de un gusto personal, lo cierto es que el uso de guantes por parte de la realeza fue algo bastante común hasta hace unas décadas y por una cuestión bastante práctica. 

Debido a la cantidad de gente a la que tenían que saludar en sus visitas fuera de palacio, las mujeres de las familias reales usaban este complemento para proteger su piel del contacto con los demás y, también, de la exposición solar. Además, era un signo de estatus social y económico en aquella época.

Es habitual ver a la monarca usando guantes. | GETTY

Y por último, pero no por ello menos importante, su joyero. Repleto de joyas impresionantes, pero no por los diamantes o los quilates, sino porque la reina de Holanda siente especial pasión por los diseños XXL. Así pues, a sus pamelas y tocados, Máxima de Holanda suele incorporar diseños de grandes proporciones que no pasan desapercibidos.

- Máxima de Holanda brilla en la celebración (adelantada) de su 50º cumpleaños).

- El vestido con mangas joyas (con truco) de Máxima de Holanda.

La monarca siempre sorprende con sus diseños XL. | GETTY

Un armario que cautiva y sorprende a partes iguales y que deja claro que Máxima de Holanda es todo un icono de estilo. ¡Felicidades, alteza!