Malú y Albert Rivera, con mascarilla ambos, y su hija Lucía a la salida del hospital ya con el alta médica ambas. | Gtres

Las primeras fotos de la hija de Malú y Albert Rivera a la salida del hospital

La cantante y la niña han recibido el alta médica. 

Woman.es

Malú y su hija Lucía ya están en casa. Madre e hija han recibido el alta médica dos días después de que tanto la cantante como su pareja, el expolítico Albert Rivera, anunciarán en sus respectivos canales oficiales de redes sociales que habían sido padres de su primera niña en común -el que fuera líder de Ciudadanos tiene otra hija, Daniela, de ocho años- .

Apenas 48 horas después de la esperadísima noticia, la pareja ya puede disfrutar en la intimidad de su pequeña, aunque antes nos han dejado verles de forma fugaz a las puertas del hospital HM Puerta del Sur de Móstoles.

Eso sí, no esperes ver la carita de la niña porque ha salido muy tapada en brazos de su feliz mamá.

Malú sale del hospital madrileño en el que ha dado a luz a su hija Lucía con la pequeña en brazos y Albert Rivera a su lado. | Gtres

A la cantante madrileña sí la hemos podido ver brevemente su sonrisa puesto que se ha bajado la mascarilla para hablar un instante con los periodistas que estaban en el exterior del centro médico, a los que ha confirmado que había sido "muy bonito" pero que estaba cansada porque el parto había sido largo.

Parto, por cierto, en el que sí estuvo presente el padre de la criatura, como también se ha encargado él mismo de confirmar a la salida del hospital junto a su pareja y su segunda hija. "¡Hombre, claro!", ha sido su honesta respuesta al ser cuestionado por ello. 

Malú y Albert Rivera sonrientes a la salida del hospital en el que han dado la bienvenida a su primera hija en común, Lucía. | Gtres

Después de pasar una cuarentena encerrada en casa para no poner en riesgo ni a su futuro -en ese momento- bebé ni a su propia salud, tal y como confirmó en sus redes sociales, donde compartió también imágenes de su cumpleaños confinada, Malú ya puede disfrutar en plenitud de la pequeña que ha traído al mundo en el hospital, y no en su casa, como se llegó a rumorear antes de que ella misma saliera al paso para negarlo en público muy enfadada.

Afortunadamente, todo eso ha quedado atrás -también su grave lesión que le alejó de los escenarios antes incluso que el propio embarazo- y madre e hija están en perfecto estado de salud, así que ya solo tienen motivos para sonreír. ¡Felicidades, pareja!

Relacionados