@kyliejenner / INSTAGRAM

Kylie Jenner sale de paseo con Stormi en un cochechito de diseñador y las redes enloquecen

Con este carrito de Fendi y el look de Kylie a juego, Stormi va a ser la envidia de todo el parque. 

Woman.es

La maternidad de Kylie Jenner es una serie de continuas extravagancias: mantuvo su embarazo en secreto durante nueve meses para luego anunciar por todo lo alto el nacimiento de su hija Stormi (un nombre tan raro que ha dado mucho que hablar) quien, con pocos días de vida, ya tenía una colección de maquillaje a su nombre en Kylie Cosmetics. Por eso no debería sorprendernos el último capricho que la benjamina de las Kardashian-Jenner ha comprado para su pequeña: un carrito de diseñador.

 

stormi strolls 🤑

Una publicación compartida de Kylie (@kyliejenner) el

La empresaria ha salido de paseo con Stormi presumiendo de su cochecito, que lleva el sello de Fendi, y ha aprovechado la ocasión para crear uno de sus habituales looks coordinados, enfundándose en un vestido y añadiendo una riñonera de la misma marca italiana, ambos con el 'print' de su monograma. Ya se sabe que los looks a juego son la especialidad del 'klan' y, por lo que vemos, a la nueva generación se lo inculcan desde bien pequeños. 

En el último tiempo Fendi se ha convertido en una de las marcas favoritas de Kylie Jenner, que no duda en posar con prendas de la firma en su Instagram, y ahora que es mamá, parece que le está sacando el máximo partido a la línea infantil de la marca. El carrito en cuestión ya no está disponible en la web de la firma, pero otros modelos similares rondan los 1.000 euros. 

 

hump day

Una publicación compartida de Kylie (@kyliejenner) el

Pero, más allá de realzar su faceta como madre, hay quien ve en esta foto un intento por robarle el protagonismo a su hermana Khloé, quien acaba de dar a luz a su primera hija envuelta en una enorme polémica debido a unos vídeos que prueban las infidelidades de su pareja, el jugador de baloncesto Tristan Thompson.

Sin embargo, hay quien apunta que la relación entre Kylie y Khloé es aún más estrecha desde que compartieron embarazo, por lo que no tendría sentido que la hermana pequeña actuara de ese modo. Si algo hemos aprendido a lo largo de las 14 temporadas de 'Keeping up with the Kardashians' es que nada de lo que ocurre en esa familia es casualidad.