'Beauty look' de María Pedraza, con maquillaje de Chanel y moño para chicas con pelo rizado, en el Festival de Cine de San Sebastián. | Carlos Alvarez / GETTY

La mejor idea de make up navideño nos la ha dado María Pedraza

Con una mirada cargada de glitter como protagonista.

Woman.es

Al mal tiempo, buenos son los brillos. Este va a ser nuestro lema de cara a la Navidad que está a punto de hacer su aparición en nuestras vidas -si es que no lo ha hecho ya porque son muchas las personas que llevan ya semanas comiendo turrón mientras escuchan villancicos con el abeto decorado en el salón de casa-. 

Ni el toque de queda, ni las restricciones por movilidad o la limitación de aforo va a impedir que disfrutemos de estas fiestas aunque sea en otras circunstancias. Por eso, aunque haya que quedarse en casa, nos hemos propuesto que nada nos quite la ilusión y eso implica que vamos a tirar de lentejuelas más que nunca. Porque no hay nada que suba más el ánimo que un poco de glitter. 

Tenemos ya fichadas varias opciones en lo a moda se refiere, desde vestidos hasta blazers, pasando por camisas, faldas, pantalones... hasta mascarilla cargada de brillos, no nos falta de nada. Bueno, una cosa sí que nos falta por decidir y es el maquillaje que vamos a lucir para la ocasión. Suerte que ha llegado María Pedraza para inspirarnos. 

La actriz sabe muy bien cómo sacar partido a sus impresionantes ojos cristalinos y esta vez ha querido que sea así con un look de noche que estamos dispuestas a recrear en las próximas semanas. Una mirada perfectamente enmarcada gracias a un eyeliner azul empolvado con sombra en el mismo tono es la gran protagonista, ya que capta la atención sobre todo gracias a los brillos que aparecen a modo de sombra sobre los párpados. 

Ya habíamos visto a la intérprete lucir este maquillaje hace unos días en su perfil de Instagram pero no por ello ha pasado desapercibido, ya que es absolutamente ideal para salir de la monotonía y de paso centrar todo en la parte superior de la cara ahora que la boca y la nariz tienen que ir cubiertas por la mascarilla. 

Una apuesta fuerte con la que no necesitarás demasiados adornos ya que son los ojos cargados de luz los que conseguirán elevar tu estilismo por sencillo o discreto que este sea.