Irina Shayk con jersey de rombos. | Gtres

Irina Shayk recupera el jersey de rombos y le añade el accesorio ideal para presumir de estilo preppy

El look de la modelo nos ha trasladado a nuestra infancia y ahora solo queremos imitarlo.

Woman.es

El gusto por las prendas inspiradas en los uniformes típicos de mediados del siglo pasado de la Ivy League, grupo de ocho universidades elitistas y prestigiosas del nordeste estadounidense -Harvard, Columbia, Yale y Princeton son las más conocidas-, es parte de la idiosincrasia de las firmas de moda más famosas del país de las barras y las estrellas. Véase Tommy Hilfiger o Ralph Lauren. 

El preppy, que es como se denomina a dicho estilo, va a ser una de las grandes tendencias de los próximos meses gracias al auge de los poloslos mocasines entre otras muchas prendas y accesorios.

Ya se deja notar en el vestidor femenino como acaba de demostrar Irina Shayk en su último look, al que no le falta detalle, si bien tiene una sorpresa final que rompe con lo que en un primer vistazo parece un outfit canónico del estilo preppy. 

Irina Shayk recupera la estética preppy. | Gtres

El jersey de rombos, una de las banderas del preppy, es el elemento más destacado de la modelo rusa, que lo ha combinado con una camisa de la que asoman sus cuellos por fuera del suéter, otro básico de este estilo, y unos jeans muy sencillos.

No le falta al estilismo retro de Shayk el accesorio por excelencia del mencionado estilo universitario norteamericano, la diadema ancha, que parece trasladarnos al campus de algún 'college' elitista. La top no ha dudado en aprovechar que son el complemento de moda para el cabello en la actualidad para darle un toque juvenil, incluso colegial, al look. 

Además, el abrigo largo en color camel con alguna semejanza con las parcas, como es el caso del detalle de los puños, y el bolso tipo cartera no desentonan para nada con los looks que se veían antaño en las mencionadas universidades. Hasta aquí, como decíamos, es un look preppy modélico.

Pero tiene un elemento rompedor, impropio de este estilo, que es a su vez la forma de reinterpretarlo que tiene Irina Shayk en clave 2021. Nos referimos a las botas de cordones con suela tipo track con las que remata un outfit que une a la perfección tradición y vanguardia.