GETTY

Jennifer Lopez se convierte en una auténtica diosa griega en la alfombra roja de los Governors Awards

Con un sencillo vestido de la libanesa Reem Acra y un moño bailarina repleto de trenzas.

NATALIA MORÁN | WOMAN.ES

Jennifer Lopez y la que ha pasado a convertirse desde hace semanas en su gama cromática estrella con la que siempre brillar y triunfar allá donde quiera que vaya se han encargado de aportar la nota de color (y estilo, por supuesto) en la noche de los Governors Awards en Los Angeles, una de las citas cinematrográficas más importantes al otro lado del charco con la que, se podría decir, se da el pistoletazo de salida a los eventos más esperados de la industria de cara a los próximos meses siendo los Oscar la verdadera guinda del pastel.

Así, dejándonos claro que su presencia será imprescindible en cada uno de ellos, ha sido hace unas escasas horas cuando la cantante y su versión más polifacética se han paseado por una alfombra roja haciendo gala de un amarillo que se ha alzado como una opción más que perfecta en pleno otoño y que seguirá pisando fuerte de cara a los meses más fríos. Y es que mientras que Sara Carbonero nos demostraba que su versión más llamativa en un elegante y sencillo vestido encajaba perfectamente con los días más grises, JLo hacía algo parecido en el Festival de Cine de Toronto con uno repleto de volumen y aberturas para recuperar de nuevo un amarillo esta vez más discreto en un diseño firmado por Reem Acra.

El mismo que sigue un patrón caído y cuyo mejor detalle es un escote palabra de honor que da paso a un collar y unos pendientes de diamantes dispuestos a compartir protagonismo con una prenda perfecta para todo tipo de figuras. Esa que además esconde en su espalda un lazo que nace del escote y que se deja caer tímidamente a lo largo de todo el cuerpo hasta desparecer por completo en un intento de convertirse en una discreta cola.

El vestido que lució escondía un gran detalle en la espalda con un lazo que recorría todo el patrón. | GETTY

Un amarillo que bien se asemeja al mostaza y que perfectamente ha encontrado en un cluth negro y geométrico su mejor combinación. Esa que no ha requerido más de un potente 'look beauty' para conseguir el mejor de los resultados. Un simple moño de bailarina al que la fórmula infalible de trenzas le ha hecho convertirse en el más fiel reflejo de una auténtica diosa griega.

Jennifer Lopez optó por un moño bailarina en el que las trenzas han jugado un gran papel. | GETTY

Y, es que a veces, la sencillez también requiere de ciertas aglomeraciones que en este caso y de la mano de Jennifer Lopez alcanzan la mejor de las versiones en un juego capilar en el que esas trenzas hacen el papel de tocado dando como resultado el mejor de los looks de la noche y pasando a ser una verdadera inspiración para todas las invitadas que, hasta ahora, permanecían a la espera de encontrarse con una solución sencilla y elegante a la par que sorprendente.

Así que sí, este otoño ya tiene color y ante cualquier duda, amarillo siempre.

Relacionados

-->