María Montoya, jefa del grupo de Inmunología Viral del CIB Margarita Salas. | D.R

María Montoya: “La investigación sobre COVID-19 se está realizando a la mayor velocidad jamás vista”

En laboratorios de todo el mundo, los científicos luchan incansables para conseguir una vacuna contra el coronavirus. Todos miramos hacia ellos en busca de la solución a esta epidemia. María Montoya, jefa del grupo de Inmunología Viral del CIB Margarita Salas que recuerda que el apoyo a la investigación “debe ser constante, no solo cuando hay crisis”.

Paka Díaz | Woman.es

Si algo ha quedado claro en la crisis del coronavirus es que las ciencias son el referente al que todos miramos cuando se trata de nuestra salud. Mientras el mundo se enfrenta a una epidemia global que nos ha llenado de incertidumbre, laboratorios de todo el mundo se han lanzado a una carrera contra el reloj para encontrar una vacuna que permita inmunizar a una población que, aislada en su casa, contempla desde el salón esta batalla pandémica. Esperamos de ello luz para nuestro futuro hoy oscurecido, pero lo cierto es que los recortes, tanto en sanidad como en investigación, no ayudan a nuestro país en esta lucha. El apoyo a la investigación no solo hay que hacerlo cuando hay una crisis como esta, sino de forma constante, señala María Montoya, jefa de grupo en el Centro de Investigaciones Biológicas Margarita Salas que pertenece al Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) , que indica que la situación de la investigación científica en España viene de un periodo de recortes presupuestarios muy importantes que han dejado el tejido investigador de este país en un estado precario". Montoya, de 53 años, regresó hace poco tiempo a Madrid tras varios años fuera trabajando en diversos proyectos de investigación. Además de su cargo en el CSIC, donde dirige el grupo de Inmunología Viral, pertenece a la junta directiva de la Sociedad Española de Inmunología (SEI) y es socia de AMIT (Asociación de Mujeres Investigadoras y Tecnólogas).  Hablamos con ella del coronavirus y de la carrera por conseguir una vacuna que ha movilizado a una gran parte del mundo científico: La investigación sobre COVID-19 se está realizando a la mayor velocidad jamás vista, confirma.

“Estamos abiertos para ayudar a la gente, para que se entretengan con las revistas y se informen con el periódico”

-  Javier Rodríguez Pérez, jefe de informática de Prensa Ibérica & Grupo Zeta: “No estábamos preparados para el teletrabajo, pero lo conseguimos”

¿Cómo viviste el comienzo de la crisis del Covid-19?

Cuando comenzaron a llegar las noticias de China sobre un virus nuevo del tipo coronavirus, inmediatamente pensé en el SARS, que apareció en 2002 (SARS-Cov), y en la gripe pandémica H1N1 de 2009. Era lo mas parecido que habíamos visto hasta el momento. Los primeros momentos de la crisis del COVID-19 los viví con mucha incertidumbre porque no había datos disponibles. Los científicos trabajamos con datos contrastados y en esta pandemia de SARS-Cov-2 (por sus siglas en inglés) no disponemos de suficientes datos, es un virus nuevo y una situación nueva en todos los ámbitos.

María Montoya, jefa del grupo de Inmunología Viral del CIB Margarita Salas. | D.R

¿Qué es el coronavirus?¿Estás trabajando ahora mismo en algo relacionado con él?

El virus causante del síndrome agudo respiratorio 2 (SARS-Cov-2) es un virus con genoma ARN de cadena simple y positiva. Hay 4 grupos de coronavirus: alpha, beta, gamma y delta. El genoma del beta coronavirus SARS-Cov-2 tiene una homología del 80% con el anterior SARS-Cov y 96% de homología con el coronavirus de murciélago BatCoV RaTG13, por lo que se piensa que puede provenir de un coronavirus originario de murciélagos. En estos momentos, mis esfuerzos para ayudar en la pandemia del SARS-Cov-2 van en dos direcciones. Por un lado, estoy haciendo trabajo de divulgación científica, intentando trasladar información científica contrastada a la sociedad en general y contrarrestando los bulos que aparecen. La sociedad está muy angustiada por esta crisis y creo que los científicos podemos ayudar con la información que tenemos disponible. Para ello, contesto preguntas de la sociedad sobre SARS-Cov-2 y COVID en El País. Por otro lado, estoy escribiendo propuestas de investigación que puedan desentrañar los mecanismos inmunológicos que utiliza este virus y por tanto que se puedan diseñar dianas terapéuticas.

Acabamos de saber que China ha aprobado las pruebas de vacunas para el coronavirus en humanos y que la multinacional Johnson & Johnson quiere comenzar las pruebas de su vacuna contra el coronavirus en septiembre. ¿Será posible desarrollar una vacuna en tan poco tiempo?

Actualmente, la investigación sobre SARS-Cov-2 y COVID-19 se está realizando a la mayor velocidad jamás vista. En la página web  ClinicalTrials.gov, a fecha del 31 de marzo y con los términos vaccine / COVID-19 hay publicados cinco estudios sobre candidatos a vacuna frente a la COVID-19, entre ellos los que se están realizando en China y los de Johnson & Johnson. En todos los ensayos menos en uno, ya han comenzado ya el reclutamiento de participantes. Para que una vacuna se pueda utilizar, hay que hacer una serie de ensayos clínicos que requieren su tiempo. Se podría disponer de una vacuna en tiempo récord sólo en el caso de que no se presenten efectos adversos en los ensayos clínicos.

¿Normalmente cómo es tu trabajo y cómo ha cambiado desde el comienzo de la crisis?

Mi trabajo es resolver preguntas científicas sobre la interacción de virus como el de la gripe con el sistema inmune del hospedador al que infecta (personas o animales) para poder diseñar nuevas estrategias vacunales. Mi trabajo consiste en dirigir un grupo de investigadores que trabajan en varios proyectos relacionados. Este trabajo se realiza en laboratorios especializados como los que tiene el CIB Margarita Salas. La rutina de trabajo ha cambiado considerablemente porque ahora estoy trabajando desde casa ya que se ha parado toda investigación que no sea la relacionada con SARS-Cov-2. Espero pronto poder volver al laboratorio para trabajar en este virus.

¿Qué es lo más duro que está pasando en tu trabajo?

Dentro de la situación de crisis por COVID-19, según mi información, en el CIB Margarita Salas no se han dado por el momento casos de personas infectadas que hayan desarrollado un cuadro grave. Actualmente, mantenerse sano es lo más importante. La investigación científica requiere de instalaciones especiales como por ejemplo animalarios con colonias específicas de animales que tienen que ser cuidados adecuadamente. Se han tenido que implementar medidas para cumplir con el confinamiento al mismo tiempo que se cumple con el cuidado y bienestar animal. También hay muchos problemas con las becas, contratos y proyectos que se tienen que renovar o solicitar. Para resolverlo, la Agencia Española de Investigación ha publicado un documento para abordar estos temas. Además, hay investigadores que residen fuera de España y que estaban realizando un trabajo en colaboración en nuestro país. Ahora no pueden regresar a sus países, están atrapados en España.

¿Qué medidas estáis adoptando para protegeros? ¿Te parecen suficientes?

Los investigadores científicos somos muy conscientes del peligro de transmisión de un virus y somos capaces de trabajar con agentes patógenos, como los virus, en condiciones de bioseguridad. En nuestro trabajo, las medidas de bioseguridad son algo que se aprende desde los primeros días en el laboratorio. Estamos acostumbrados a trabajar con equipos de protección individual (guantes, mascarillas, gafas, batas de laboratorio). De hecho, el CIB Margarita Salas tenía gran cantidad de este material para uso de los investigadores que se donó a los hospitales madrileños al comienzo del periodo de alarma.

¿Qué medidas pedirías al Gobierno en concreto en tu sector?

Actualmente, la situación de la investigación científica en España viene de un periodo de recortes presupuestarios muy importantes que han dejado el tejido investigador de este país en un estado precario.  Como bien dice mi colega la Dra. Margarita del Val, es el momento de la investigación científica. Por tanto, pediría al gobierno que apoye la investigación científica como prometió, con medidas de calado y como solicitamos los propios investigadores. El apoyo a la investigación no solo hay que hacerlo cuando hay una crisis como esta, sino de forma constante. Las crisis se previenen en los momentos entre crisis. Los países que han entendido que el dinero invertido y la buena gestión en investigación científica son una inversión nacional, están mejor preparados para afrontar este tipo de crisis. Con investigación sí hay futuro.

¿Cómo te ha afectado personalmente esta crisis, cómo te las arreglas con tu vida?

Personalmente, el confinamiento lo llevamos bien porque sabemos y entendemos lo importante que es. En la familia, tenemos personas mayores que viven solas y se hace difícil cuidar de ellas, tanto en la parte práctica de suministro de alimentos como en el apoyo psicológico ya que están muy angustiadas con las noticias.

¿Qué historias o anécdotas compartirías con nosotros que hayan ocurrido en tu trabajo para darnos una idea de cómo se está viviendo esta crisis?

Lo más duro habría sido que alguien se hubiera infectado y hubiera tenido un desarrollo grave de la enfermedad, pero hasta la fecha y por suerte eso no ha ocurrido en nuestro entorno más cercano. Pero si que hemos tenido el caso de un investigador de Lituania que se ha quedado aquí. Ni puede salir de España ni puede entrar en su país. Además, justo el fin de semana que se decretó el estado de alarma había venido su novia a visitarle, así que están los dos atrapados en Madrid. Es un problema porque él tenía una beca para estar aquí febrero y marzo, y ya ha cumplido. Se trata de un proyecto, así que he estado hablando con los gestores en Bruselas para intentar darle una cobertura económica. Están en una residencia, que menos mal que esta no ha cerrado y al menos tienen alojamiento y comida. Hemos conseguido una extensión de un mes, pero puede ocurrir que España por ejemplo se relaje la cuarentena pero en Lituania no. Ahora no solo dependes de una frontera, sino de dos. Está complicado, pero hay que intentar humanizar estas situaciones y tratar de ayudar a toda la gente que se ha quedado atrapada. Yo hablo con él para que sepa que estamos ahí. La investigación es un trabajo muy internacionalizado, que depende de becas, contratos que se acaban y si se cruza en medio de una crisis de este calibre, te puede dejar en una situación muy complicada.

Poco después de comenzar el confinamiento, un movimiento espontáneo surgió entre los ciudadanos: Cada día se aplaude a las 20 hrs a la gente que, como tu, estáis trabajando y poniéndoos en riesgo para que el resto de la población pueda seguir con sus vidas. ¿Qué te parece esta iniciativa y qué te hace sentir?

Esta iniciativa me parece muy importante como cohesión social frente a la pandemia y como agradecimiento a todas las personas que trabajan para salvar vidas, para que el país se mantenga, para que esta crisis dure lo menos posible, para investigar tratamientos o vacunas y un largo etcétera. Esta iniciativa nos da energía para seguir trabajando y aportando lo mejor de nosotros mismos.

¿Qué recomendaciones harías a la gente para afrontar esta pandemia?

Mi recomendación personal es que sigan las medidas que dicta el Ministerio de Sanidad, que mantengan la calma y que intenten buscar fuentes fiables de información.

¿Crees que esta crisis nos va a cambiar y cómo?

Espero que sirva para aprender que hay que estar preparados para situaciones como estas. Como he dicho, la preparación para afrontar una crisis se hace en el periodo entre crisis. Se ha comprobado cómo sectores estratégicos de la sociedad tales como la sanidad, la investigación, la alimentación, las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado son esenciales en estas circunstancias. Que no se nos olvide y se apoye a estos sectores cuando esta crisis acabe. Además, se ha visto la solidaridad de nuestra sociedad y espero que este sentimiento de solidaridad se mantenga después de la crisis.

Y por último, ¿qué es lo que más ganas tienes de hacer cuando pase todo esto?

Lo que mas me apetece es abrazar a mis seres queridos y pasear por espacios abiertos.