Istock

Así nos está cambiando el coronavirus

La creación de comunidades digitales, el ocio online o el Do It Yourself, entre las nuevas tendencias derivadas del confinamiento.

Isabel Loscertales | Woman.es

La crisis del Covid-19 nos está haciendo vivir una situación inverosímil, digna de un guión de Steven Soderbergh. Sin embargo, si algo define al ser humano como especie es su capacidad de adaptación al medio. Y vaya si nos estamos adaptando. Nuestro comportamiento, hábitos y forma de consumir está cambiando y originando nuevas tendencias relacionadas con la obligación de quedarnos en casa. Un estudio de IPG Mediabrands, el grupo mundial de agencias centrada en marketing dinámico, subraya en qué consisten estos cambios:

Creación de comunidades digitales

No podremos tocarnos pero nuestras relaciones sociales siguen siendo importantísimas. Separados pero en contacto continuo con el resto del mundo. «Las conexiones digitales son más importantes que nunca», señala el estudio de IPG Mediabrands.

Según la compañía Smartme Analytics uno de los mayores impactos de la cuarentena ha sido el incremento en el uso del teléfono movil, que conlleva una media de 3 horas y 45 minutos en los menores de 35 años (+ 36,6%) y de 3 horas y 8 minutos en los mayores de 35 (+ 32,3%). Este crecimiento está motivado en gran parte por la comunicación con los nuestros y una de las nuevas estrellas son las videollamadas. Mientras los mayores de 35 años usan apps clásicas de grandes grupos (Google, Facebook y Microsoft), los jóvenes buscan alternativas más divertidas como HiApp o Houseparty. ¿Otras dos tendencias curiosas en nuestros hábitos digitales? Los menores de 35 están usando mucho más las apps para ligar, mientras que los usuarios con hijos han provocado un aumento de las apps dirigidas a niños y adolescentes.

La app Houseparty. | Houseparty

El boom del video on demand

Los reyes del ocio en estos días son, sin duda, las plataformas de visionado online, cuyos datos de consumo están llegando a máximos históricos. «Sin ir más lejos -explican en el análisis de IPG Mediabrands- el lunes 16 de marzo se experimentó un aumento de un 115% si se compara con el año pasado (un 165% si nos fijamos en el target más joven)». «Es una forma de evitar pensar todo el tiempo en la incertidumbre de la crisis en la que estamos y en las derivas que para algunos puede tomar: hipocondría, angustia excesiva o los conflictos latentes en el ámbito familiar», explica José Ramon Ubieto, psicólogo y profesor colaborador de los Estudios de Psicología y Ciencias de la Educación de la Universitat Oberta de Catalunya.

Algunas plataformas como Netflix o Filmin han incluido una nueva categoría llamada “Virales”, con títulos relacionados con virus y pandemias. «Las funciones psíquicas de las películas de desastres, incluidas las de epidemias víricas, permiten hacer familiar lo extraño gracias a la mediación que procura la ficción», afirma Ubieto. Y en medio de toda esta crisis ha desembarcado el nuevo gigante de video on demand Disney+, un momento ideal dado que muchas familias deben hacerse cargo de los más pequeños.

Disney+, la última plataforma de Video On Demand en llegar a nuestras casas. | Disney+

Aumento de las audiencias de los e-games

Otro ejemplo de la conectividad digital son los encuentros para jugar a videojuegos. Muchos son nuevos jugadores que hasta ahora no habían practicado este tipo de quedadas. Según la plataforma Movistar, la crisis de Covid-19 ha disparado el uso de datos para los videojuegos. Entre las plataformas más usadas: PlayStation, Blizzard y Xbox. De hecho, los temores por el coronavirus provocaron una carrera para conseguir "Ring Fit Adventure" de Nintendo, un videojuego de ejercicios para el hogar que inicialmente se vendía por 80 dólares, pero que la alta demanda y la crisis de fabricación han llevado a que se agote en tiendas y que su precio se dispare a casi 220 dólares en eBay. «El confinamiento puede aumentar el uso de videojuegos de ejercicios, tanto en población habitualmente más sedentaria como sobre todo aquella de naturaleza más activa y son una buena solución porque permiten realizar actividad física intensa en un espacio reducido», afirma Sònia Pineda, profesora colaboradora de los Estudios de Ciencias de la Salud de la UOC.

El juego de Nintendo Ring Fit Adventure, de moda para practicar ejercicio en casa. | Nintendo

El ocio se lleva al terreno online

Museos, conciertos, festivales... los eventos culturales se dan ahora en el entorno digital. «Se trata de generar experiencias digitales que permitan la normalidad, ayudando a entretener y educar», apuntan en IPG Mediabrands.

Consumo de medios digitales y redes sociales

Los medios digitales han incrementado su tráfico un 100% durante la época del confinamiento, mientras que la televisión ha subido en torno a un 46% sus minutos de consumo. Lo que más ha crecido televisivamente hablando: los informativos (+65) y, curiosamente, las retransmisiones religiosas (+80%). ¿La red social que más se ha disparado? Twitter, cuyo ruido social alrededor del coronavirus le ha supuesto un incremento del uso de un 450%.

Istock

En alza la tendencia “Do It Yourself”

Con el cierre de muchas empresas, ahora los consumidores deben encontrar soluciones caseras alternativas en actividades como hacer deporte, cocinar, belleza... Ponerse en forma en casa ha pasado a ser casi una norma para compensar, no solo que los gimnasios están cerrados, sino que el sedentarismo al que ahora nos vemos sometidos puede ser del todo contraproducente para nuestra salud.

Aparte de un sinfín de propuestas deportivas online (como los Instagram Live de nuestra revista Woman Madame Figaro), se ha incrementado la compra online de artículos deportivos. Según el comparador de precios idealo.es, la demanda de bicicletas estáticas se incrementó un 453% en los primeros días del confinamiento, la bicicletas elípticas, un 218%, los ciclos indoor un 508% y las pesas un 211%.

El “balconing” como nueva forma de socializar con tu comunidad

Solo hay que estar atento a las redes y al WhatsApp, cada día aparecen nuevas propuestas para entretenerse y socializar con los vecinos desde el balcón, terraza o ventana de casa.

Istock

El humor como vía de escape

Los memes no han dejado de sucederse desde el inicio del confinamiento y, a muchas, nos ha salvado la vida: gracias al ingenio de muchos nos hemos reído como nunca a pesar de la situación.

Las compras que impulsa el miedo

Como explica Mapi Merchante, Analytics, Insights & Strategy Director en IPG Mediabrands, «el consumo no se ha detenido ante esta situación excepcional y de crisis social, sino que se ha modificado. Las personas siguen comprando y gastando durante este tiempo de confinamiento, pero lo hacen de forma diferente. De hecho, el 86% de los consumidores han cambiado activamente sus hábitos diarios en respuesta al brote. Es evidente que ha habido un hito clave en el consumo durante este tiempo: las compras impulsadas por el miedo y la ansiedad ante lo desconocido. La llegada del coronavirus a nuestro país ha impulsado a los consumidores a realizar ‘Panic Purchases’, que van desde bienes que se requieren para sobrevivir hasta artículos que son menos esenciales pero que tenerlos provocan un sentido de normalidad».

Los sectores de actividad que se han visto reforzados por la crisis: Alimentación y Supermercados (estamos comprando un 8,3% más, a la vez que ha crecido un 73% la entrega a domicilio y un 95% la compra en supermercados online), e-Commerce y Delivery (la compras en Internet se dispararon un 138% en la semana del 24 de febrero al 1 de marzo), Entretenimiento en casa (en China los juegos por Internet incrementaron un 50% sus ventas), Farmacéuticas (la economía está favoreciendo especialmente a aquellas que buscan vacuna contra el Covid-19), Productos Sanitarios (la venta de desinfectantes de manos ha crecido un 255%) y Educación a distancia (la inversión en el sector Edtech asciende a 18,66 nillones de dólares a nivel mundial, y con el cierre de colegios y universidades la cifra se va a ver multiplicada).

IPG Mediabrands

 

Relacionados