Paula Echevarría luce embarazo con jersey de cuello alto negro en Instagram. | @pau_eche / INSTAGRAM

El truco de Paula Echevarría para librarse de los tobillos hinchados en la recta final de su embarazo

La actriz nos ha descubierto el mejor remedio para acabar con la hinchazón de piernas. 

Woman.es

El cuerpo de una mujer sufre múltiples y continuos cambios durante un embarazo. El del aumento del volumen de la tripa es el más notable pero no es ni mucho menos el único. Son muchos los que pueden ir apareciendo a lo largo de todo el periodo de gestación y, aunque no se dan con la misma intensidad en todas las personas, algunos son bastante comunes sobre todo en la recta final. Por ejemplo, la hinchazón de tobillos

Esto se debe a que el cuerpo retiene más líquido de lo normal durante el embarazo y, al ejercer el útero más presión sobre las venas por su crecimiento, esto acarrea inconvenientes en la circulación de la sangre. Es algo de lo que no hay que preocuparse porque desaparecerá después del parto pero, hasta ese momento, son varias las medidas que pueden tomarse para llevarlo lo mejor posible. 

La más importante es intentar estar a pie quieto demasiado tiempo. Pasear, nadar o pedalear suele ser muy recomendable cuando se está esperando un niño, pero no lo es estar parada. Siempre que puedas, mantente sentada con los pies en alto y trata de hacer algunos estiramientos moviendo los tobillos.

Los expertos también aconsejan dormir sobre el lazo izquierdo, utilizar ropa cómoda no demasiado ajustada y prescindir de medias o calcetines que aprieten demasiado -salvo que sean medias de compresión específicas para ello-.

Sin embargo, hay muchos otros consejos para tratar de poner remedio a los tobillos hinchados y uno de ellos es el que Paula Echevarría nos ha descubierto. 

Paula Echevarría con las piernas en agua fría para llevar mejor los tobillos hinchados. | Instagram @pau_eche

La actriz, que está esperando su primer hijo con Miguel Torres -es mamá ya de una niña junto a David Bustamante de nombre Daniela- sabe muy bien qué es lo que mejor le viene en estos casos y no ha dudado en ponerlo en práctica cuando se encuentra a muy pocos días de dar a luz a su bebé

En este caso lo que ha hecho Paula es meter los pies en agua muy fría después de su sesión diaria de entrenamiento. Caminar en una piscina como ha hecho la asturiana parecer ser un genial remedio para aliviar la sensación de inflamación de la zona y así nos lo ha hecho saber en sus stories de Instagram. 

Eso sí, quien no tenga la suerte de disponer de piscina en casa no tiene por qué preocuparse porque también puede resultar igual de efectivo meter los pies en agua muy fría en un barreño o un bidé. Solo es cuestión de aguantar las bajas temperaturas para que el descanso de la zona se note.