Mujer embarazada. | SanyaSM / ISTOCK

Hipnoparto: así es la técnica utilizada por Kate Middleton para dar a luz a sus hijos con la que tratar mejor el dolor

Conseguir una experiencia de parto positivo es el objetivo fundamental de este método cada vez más recurrente. 

María Aguirre | Woman.es

Hace unos días la modelo Elsa Hosk, quien está esperando su primer hijo junto a Tom Daly, revelaba a sus seguidores en Instagram parte de sus planes para dar a luz a su bebé. Entre ellos figuraba el hipnoparto, una técnica prácticamente desconocida en España pero cada vez más utilizada en los países anglosajones. De hecho, una de las primeras personas a la que le escuchamos este término fue a Kate Middleton. Fue hace un año cuando la duquesa de Cambridge concedió su entrevista más personal hasta la fecha a la presentadora Giovanna Fletcher para el podcast ‘Happy mum, happy baby’. En ella hablaba de su terrible experiencia con los embarazos -sufrió hiperémesis gravídica, una severa presencia de vómitos incontrolables tan persistentes que pueden provocar la deshidratación de la madre- y de por qué recurrió a esta terapia a la hora de afrontar el parto como también parece que lo hizo Meghan Markle: “Fue enormemente poderoso. La meditación y la respiración profunda son cosas que te enseñan en el hipnoparto y cuando estaba realmente mal me di cuenta de que podía tomar el control”, dijo al respecto Middleton.

Y es que precisamente ese es el objetivo del hipnoparto, “Reemplazar el miedo y la ansiedad por seguridad y confianza, adquirir conocimientos sobre cómo se comporta el cuerpo de la mujer a nivel muscular y hormonal durante el proceso de parto, acompañar al cuerpo, dejándose llevar por un proceso fisiológico y descubrir que permanecer tranquilas y relajadas es la clave y tiene un impacto directo y positivo sobre el parto”, explica Vanessa Gómez Molina, matrona del centro médico BMUM y toda una experta en este método con el que trata de “proporcionar a la mujer y a su pareja la información y herramientas necesarias para conseguir que el día del nacimiento de su/s hijo/a sea la mejor experiencia posible, positiva y empoderadora”.

¿Qué es el hipnoparto? 

Tal y como aclara Anabel Prieto, del servicio de ginecología y obstetricia del hospital universitario Sanitas La Zarzuela, el hipnoparto “es la aplicación y el uso de la hipnosis durante el parto para ayudar a las mujeres a afrontar el dolor durante el mismo persiguiendo siempre que la mujer tenga una experiencia lo más positiva posible en un evento tan trascendental para ella como es el parto. Es una preparación muy completa de carácter emocional que le permita de algún modo tomar el control del mismo durante el parto”.

Se refiere, por tanto, a la guía que puede ofrecerle un profesional en el momento de dar a luz pero también a la formación previa que se haya hecho en el campo durante el embarazo para poder ponerla en práctica en ese momento. Gómez Molina recalca por ello la importancia que tiene el hecho de elegir tanto el lugar para dar a luz como el equipo de parto que va a asistir a la madre, así como que la persona que le acompañe ejerza de pilar y el uso de las herramientas necesarias para ello combinando “técnicas y ejercicios de relajación (entrenamiento en la respiración abdominal), visualizaciones, movimiento, masajes suaves, afirmaciones positivas y el uso de los cinco sentidos (muy importante, ambiente relajado respecto a luz y ruidos, música, hidratación, esencias…)”, argumenta.

¿Qué dice la ciencia?

Tal y como apunta el doctor Juan José Escribano Tórtola, Jefe de Servicio Ginecología-Obstetricia del Hospital Universitario Severo Ochoa de Madrid, “no existe ninguna evidencia científica en revistas de alto impacto de nuestra especialidad”. Añade al respecto la doctora Anabel Prieto que “No hubo diferencias claras en cuanto a la satisfacción con el alivio del dolor debido a la dificultad para comparar los estudios de diferente diseño y con diferentes métodos de medición” en los estudios publicados. Sí que comenta en cambio que “Existen estudios aislados que relacionan el hipnoparto con partos más cortos, menos dolorosos y experiencias más positivas pero sobretodo parece aportar beneficios cualitativos emocionales imposibles de cuantificar”.

Este es el motivo por el que el hipnoparto no se relacione con un único tipo de parto sino que parece ser compatible tanto con uno natural como con uno instrumental o incluso con una cesárea. “No podemos ni debemos oponernos, a ninguna técnica o preparación como el hipnoparto o cualquier otra que ayude a la mujer a afrontar su maternidad con mayor seguridad, confianza, sin miedos, pudiendo desterrar mitos y prejuicios, que se traspasan de generación en generación, y que le permita disfrutarlo o al menos percibirlo como una experiencia lo más positiva posible”, opina la doctora Prieto, quien recuerda que hay alternativas que también ayudan y promueven la relajación como "el uso del balón de Pilates, hidroterapia ( baños de relajación) o cambios posturales disponiendo de una cama adecuada" y que, lo fundamental en todo momento es tener una adecuada información de la mujer sobre el parto -"cómo va a transcurrir, entender como funciona su cuerpo a la hora de dar a luz, que ocurre y para qué"- de cara a afrontarlo con menos miedo y más seguridad.