Laura Gonçalves con vestido de lunares, de Oysho. | Instagram @pinketcetera

Las francesas adoran este vestido de lunares de Oysho

Largo y de finísimos tirantes, es un auténtico 'crush' con el que terminar el verano. 

Julia García

El estampado de lunares tiene ese halo especial que lo hace único. La personalidad que aporta a las prendas y la alegría que despierta a la vista está fuera de toda duda -ahí están los trajes de flamenca como ejemplo canónico de ello- pero es que los topos tienen otras muchas virtudes: una de ellas, la elegancia. 

Basta con recordar por un momento el vestido de lunares más famoso de la historia del cine contemporáneo, el marrón que luce Julia Roberts en el club de polo en 'Pretty Woman' para entenderlo. Sí, los lunares pueden ser muy elegantes. De lo contrario, si no fuera así, estamos seguras de que no llamarían tanto la atención a las influencers francesas, estilo que tradicionalmente lleva la sofisticación y la sutileza por bandera, prendas como el vestido de Oysho que ha conquistado a varias de ellas.

Se trata de un vestido largo fluido, de líneas completamente relajadas, difusas, tirantes finos y escote caja. En color blanco, los topos que lucen sobre todo el cuerpo de la prenda son de color negro, de ahí que sea la combinación de colores perfecta para que el resultado final sea ideal, nada recargado. 

Desgraciadamente, hemos descubierto el vestido en cuestión un poquito tarde, pero dado que está rebajado y que su corte y su diseño son bastante atemporales, puede ser la compra perfecta de final del verano.

Es una oportunidad magnífica de cara a próximas temporadas de calor por su relación calidad precio y encima estamos seguras de que todavía podrás sacarle partido en las próximas semanas porque el verano siempre se guarda alguna sorpresita en forma de calor en su tramo final. 

Una de las grandes ventajas de invertir en este tipo de piezas es que ofrecen múltiples posibilidades para combinarlas en lo que al calzado se refiere. Si hace mucho calor, sandalias planas o mules; que es un día de entretiempo, deportivas y una chaqueta fina; que te apetece estilizar más el look si cabe, cuñas con plataforma; y si te apetece sorprender y arriesgar aprovechando la transición entre el verano y el otoño, incluso puedes acompañarlo por unas botas militares, por qué no. Y puedes estirar su uso bien entrado el otoño si te atreves a combinarlo con unos vaqueros debajo, a lo Sara Carbonero.

Vestido de lunares, de Oysho. | Oysho

El vestido, que está disponible en todas las tallas en la tienda online de Oysho, se vende por un precio de 27,99 euros, 12 menos que su precio original, que es 39,99 euros.