Marta Nieto, tras ser peinada por el Team Glam de L'Oreal Professionnel.  | JORGE PANIZO

Marta Nieto, nominada a un Goya: "El dolor de mi personaje en 'Madre' me dio mucho placer"

La nominada a un Goya por su papel protagonista en el largometraje 'Madre' nos habla sobre la industria del cine y alfombras rojas. Y sobre una profesión que puede llevarte a lugares perturbadores e insospechados. 

Clara Hernández | Woman.es

El corto 'Madre', aquella producción dirigida por Rodrigo Sorogoyen y protagonizada por Marta Nieto que relataba el drama de una madre cuyo hijo de 6 años ha desaparecido en una playa (y que era capaz de impactar, emocionar y acogotar en tiempo récord) trajo en 2019 a su equipo cosas enormes: un premio Goya y la nominación a un Oscar. Ahora, en formato largometraje, 'Madre' vuelve a optar a un Goya a través de su protagonista, Marta, nominada a mejor actriz.

Hablamos con la intérprete murciana, recién peinada con un elegante recogido 'minimal' por el equipo Glam Team de L'Orèal Professionnel y, además, una de nuestras actrices favoritas y musa de alfombras rojas.

Marta Nieto, en manos del Team Glam de L'Orèal Professionnel. | JORGE PANIZO

Hace un año nos contaste la ingente campaña de relaciones públicas que es necesaria para ganar un Oscar. ¿Qué hace falta para ganar un Goya? 

Cuando el corto 'Madre' estuvo nominado al Oscar, nos llevamos la sorpresa de que si no ibas a todas las ruedas de prensa, todas las fiestas y todos los eventos posibles en Los Ángeles, todo el mundo decía que no tenías ninguna posibilidad de ganar. Las películas candidatas compran publicidad y empapelan la ciudad con su nombre, sobre todo las que tienen dinero. Aquí creo que los votos son más libres, nosotros ganamos un Goya en 2019 con el corto 'Madre' y no habíamos hecho nada. En EE UU,  los Oscar funcionan por 'lobbies'.

Suena a campaña electoral. 

Exactamente, eso es lo que es. Hollywood es dinero; no es amor al cine, sino amor a la industria del cine, que es otra cosa. 

Marta Nieto, en blanco y negro para un acto auspiciado por el L'Oreal Professionnel. | JORGE PANIZO

¿En España hay más amor por el cine, entonces? 

Eso... o que en España hay menos industria del cine. 

¿Por qué los españoles desprecian el cine español?

Hace ya años se hizo una campaña de desprestigio contra la gente del cine que sigue coleando. A los actores les encasillaron con unos adjetivos y todo lo que tenía que ver con ellos o con sus trabajos empezó a ser menospreciado. Eso y luego lo que argumentan algunas personas de que el cine vive de las subvenciones... 

¿Y el cine vive o no vive de las subvenciones?

No vive de las subvenciones, tenemos un Estado con una ley muy poco proteccionista respecto a la cultura. El fútbol sí vive de las subvenciones y tiene unas deudas millonarias con el Estado pero a nadie parece preocuparle porque sus eventos son masivos y mantienen a la gente muy contenta. En general, lo que se invierte en cine es irrisorio. Además, hay muchas películas que atraen a mucha gente al cine. Las comedias, por ejemplo, hacen mucho dinero. Se ha vendido una idea de que en el cine vivimos del aire o, aún peor, que vivimos del Estado, y es mentira. La cultura es lo que somos. El cine enseña otras culturas, otros idiomas, otras maneras de ser y abre la cabeza, te hace crecer... No cuidar la cultura o restarle valor me parece que es hacer un daño profundo a la gente. 

Marta Nieto, vestida con una blusa con transparencia y peinada por el Glam Team de L'Orèal Professionnel. | JORGE PANIZO

¿Es posible llevar a la pantalla el drama de una madre que ha perdido a su hijo en una playa, como en 'Madre', y no sufrir?

Los lugares en los que tuve que introducirme con Elena, la protagonista de 'Madre', son lugares muy dolorosos, muy densos y espinosos. Y todo eso lo vives, al menos en mi caso: necesito tener la experiencia en el cuerpo para imaginarme esos 10 años que vive la protagonista, y meterme en la piel de esa mujer. Luego está la paradoja de que con la interpretación, cuando consigues conectar con tu personaje, con una persona que no eres tú,  te pegas un viaje maravilloso y se equilibra el dolor de Elena, que me ha dado mucho placer. 

¿El dolor de Elena te dio placer?

Sí, el dolor me ha dado placer, es lo que tiene la interpretación, que te da un viaje a otra forma de pensar, otra forma de hablar, de andar, de sentir... En este caso es un personaje muy dolido porque tiene una experiencia que la atraviesa, que es la tortura en vida. No saber lo que ha pasado al ser que más quieres en el mundo, no poder pasar página y sostener eso es lo más heroico que hay. No tiene que con la muerte, es la incertidumbre diaria de si va a volver y ese rayo de luz de esperanza que te mantiene con vida y que es tu tortura, y tampoco puedes acabar con la esperanza. Es un universo terrible pero el viaje interpretativo ha sido maravilloso

Marta Nieto y Jules Porier, en una secuencia de 'Madre'. | D. R.

Ante un drama así, ¿a quién recomiendas más la peli, a los amigos con hijos o sin hijos?

Para mí es una película que honra al cine porque te transporta a una experiencia especial y, si entras en ella, puedes ascender hasta el amor y el perdón. Es una película positiva en realidad.

Creo que empezaste a escribir a partir de este trabajo. Sí, estoy escribiendo mi propio largometraje en el marco de la Academia de Cine, que sacó unas becas para el desarrollo. Son unos nueve meses y voy por la mitad. Estoy muy contenta. Hacer una película como 'Madre' que te lleva a lugares tan profundos y en la que he puesto tanto de mí me ha hecho darme cuenta de que quiero seguir haciendo proyectos así, con esa profundidad. No quiero esperar a que me vengan papeles así, así que me he hecho cargo yo mísma de mis deseos. Me siento capacitada para contar cosas que me interesan desde mi punto de vista.

Marta Nieto con vestido azul y estrellas en plata y un potente maquillaje de ojos marcados, y joyas de Tous. | Daniel Gonzalez / GTRES

 Leí que habías dejado el yoga para sentirte más inspirada de cara a tus proyectos. 

Para interpretar e Elena en 'Madre', sí. El yoga no me ayudaba nada porque me conectaba con el bienestar y el equilibrio.

¿Y para interpretar un papel así, tienes que estar un poco desequilibrada?

Sí. Cuando interpretas, siempre estás tú, eres la herramienta de trabajo y si tienes la capacidad de verlo con objetividad, puedes entrar en un universo y salir, pero antes hay que entrar. ¿Cómo vas a entra en el universo de Elena si estás feliz? 

Suena agotador...

Participar en un proceso creativo es entrar en un universo y tal y como yo entiendo la interpretación, no hay otra manera de hacerlo. Para interpretar locura, tienes que entrar en la locura; para interpretar drama, tienes que entrar en el drama. Seguramente Joaquín Phoenix se hametido en lugares de locura para poder contar la locura en 'Joker' y transitarla.

Los que te rodean estarán rezando para que te den un proyecto tranquilo... 

La cordura de un actor es saber mantener eso en el espacio creativo. El espacio de Elena no es el que luego tengo yo cuando salgo, yo tengo mis necesidades y adversidades. Durante el rodaje de 'Madre' intentaba no ver a mi hijo porque me desequilibraba... Aunque lo vi. Estábamos separados físicamente, yo estaba en Francia y él, en España. Separar lo que estás haciendo de tu realidad a veces es fácil, y a veces difícil, y es importantísimo que lo sepamos hacer porque nadie de mi entorno se tiene que comer mi proceso creativo. Si estoy trabajando la ira, por qué va a tener que enterarse mi compañera de piso. 

Después de procesos así, necesitarás vaciarte antes de otro proyecto.

Sí, igual que tuve mucha resistencia para entrar en Elena, porque era un sitio muy denso y duro, también tardé muchísimo en salir. Meses. Hay pensamientos que te vienen después, de tristezas que te inundan, de emociones. Porque tú trabajas con emociones y, luego, ¡colócalas!

 ¿Podría existir una película como 'Madre' titulada 'Padre' o no sería creíble? ¿Crees que es por lo mismo por lo que  cuando los padres son los protagonistas, siempre es en clave comedia, como ''Padre no hay más que uno' de Santiago Segura o 'Tres hombres y un bebé?

Sí, totalmente. En cine plasma una cuestión de género. En las películas que me vienen a la cabeza donde los padres han atravesado una tragedia, estos lo que quieren es venganza y muchas son de acción. Creo que ocurre en 'Tu hijo', protagonizada por José Coronado. No la he visto pero supongo que la madre adopta el papel de derrota, de dolor, plañidero mientras Coronado busca pegar una paliza al que pegó a su hijo. Esto no tiene por que ser así, puede haber hombres que ocupen el espacio del dolor con dignidad. Al final, vivimos en una machista y el cine refleja la realidad.

Daniel Gonzalez

¿Cuál es tu apuesta para los Premios Goya? 

En cuanto actrices, Greta Fernández está maravillosa en 'La hija de un ladrón'. Y 'La trinchera infinita' me parece un peliculón y Belén Cuesta está en ella también maravillosa. Y me encanta 'Lo que arde', es la película que más me ha tocado de este año. Echo de menos 'Los días que vendrán', que sí estaba nominada en los Premios Feroz pero aquí, no.

Pronto te veremos en la alfombra roja de los Goya, donde siempre brillas.

En la alfombra roja, me gusta dar un aire de misterio clásico, como esas estrellas de antes. Inspirarse en algo así es divertido. Allí no llevo mi universo personal, con mis defectos y movidas, que no interesa a nadie. Yo soy actriz y juego a dar la mejor versión de mí. El mundo de la exposición y de la imagen es una parte intermedia entre yo, los espectadores y el trabajo de actriz, el cual es otra cosa diferente, mucho más vulnerable, frágil y complejo. Cuando me visto para unos premios, yo no soy esa... solo. Para todo esto, cuando con un aliado, mi amigo (muy amigo) Jesús. Es maravilloso y me ayuda con todo porque yo no tengo tiempo ni se me dan bien estas cosas. Mi imagen es él, luego yo le pongo cara y actitud. 

¿Y en cuestión de cabello?

Para pelo soy más clásica. Me veo bien con recogidos, más mona los sueltos me resultan incómodos y no estoy acostumbrada. Siempre, desde pequeña, iba al cole todos los días con coleta, creo que se me ha quedado de eso. En general me gusta la sencillez. 

 

Relacionados

-->