TheImageDirect.com / GTRES

La divertida broma de los hijos de Ben Affleck que demuestra lo bien que se llevan con Ana de Armas

Los pequeños se lo pasan en grande con la novia de su padre. 

Woman.es

Cuando todo esto pase y el tiempo marque distancia suficiente para que hagamos memoria y pensemos en qué cosas banales nos recuerdan a aquella cuarentena del 2020, entre los bollos y panes caseros, los burpees en el salón, las colaboraciones musicales caseras y los "autocortes" de pelo, se colará la relación de Ana de Armas y Ben Affleck.

Lo suyo empezó pocas fechas antes que la pandemia, cuando les vimos juntos en La Habana primero y Costa Rica después, y a partir de ahí nos han acompañado a todas las que seguimos la crónica social y la carrera de la actriz cubana, que sentimos como nuestra. Por eso precisamente nos ha alegrado tanto ver lo bien que se lleva con los tres hijos de su novio, que han preparado una broma de lo más original con ella como protagonista. 

Nos han encantado las fotografías de la secuencia del momentazo porque se ve tanto a la protagonista de 'Puñales por la espalda' como a los dos críos menores que el actor tiene con Jennifer Gardner, Seraphine y Samuel, de once y ocho años respectivamente -su hermana mayor, Violet, tiene catorce-, a carcajada limpia mientras desarrollan su plan: colocar una imagen impresa de Ana a tamaño real en el jardín delantero de su residencia en Los Angeles. 

Las imágenes destilan alegría, jovialidad, diversión y mucho buen rollo, y eso siempre es una alegría con niños de por medio. Además, es bastante original la broma, aunque desgraciadamente las fotos no nos sacan de dudas de si Affleck estaba al tanto o era algo planeado para su llegada a la casa. Tampoco hay pruebas de la cara que habrán puesto los vecinos al pasar por delante de la residencia angelina del actor y director. 

Lo que está claro, y esto lo reafirma todavía más, es que ambos han conectado desde el primer momento todas las piezas de su puzzle particular, en el que los hijos de él tienen, como es debido, un protagonismo capital. Sus paseos, con y sin niños, siempre con perros, nos han salvado muchos días la monotonía del confinamiento.

Sin duda alguna, su relación de amor es la comedia romántica de esta durísima etapa que a todos nos ha tocado vivir. Y este de la broma con los hijos de Affleck bien podría ser la escena final de su historia feliz. ¡Qué necesarias son las comedias románticas en los días difíciles!

 

Relacionados