Laura Dern posa con su Oscar en una fiesta posterior a la gala de 2020. | Evan Agostini / GTRES

Laura Dern: cuando envejecer es embellecer

La ganadora del Oscar está a sus 53 años más guapa que nunca. Estas son sus lecciones para cumplir años con estilo. ¿Regla número uno? Nada de cirugía (consejo de Spielberg).

Silvia López | Woman.es

Hollywood por fin está dejando a sus actores y (lo más sorprendente) a sus actrices que superen los 40 años en las pantallas. En la pasada edición de los premios Oscar, el más joven de los cuatro intérpretes ganadores era Joaquin Phoenix, y cumplirá 46 este otoño. Los tres restantes ya han superado la barrera de los 50, y siguen sumando papeles y reconocimientos. Hablamos de Brad Pitt, Renée Zellweger y Laura Dern

Entre las dos actrices hay sin embargo una sustancial diferencia. Mientras que la que interpretara a Bridget Jones se ha vuelto viral por sus retoques estéticos (críticas a las que ella respondió contundentemente en un artículo en el que, entre otras cosas, argumentaba y con razón que "todo el mundo tiene el derecho a decidir sobre su cuerpo por la razón que sea sin tener que ser juzgado por ello"), Laura Dern no se ha sometido a ninguna intervención quirúrgica, al menos ninguna no demasiado evidente (podría destacarse aquí que la presión a la que se ha sometido a Renée no ha sido la misma, ya que como ella misma desgranaba en aquella carta abierta, se le juzga con dureza por su aspecto y ha sido víctima de 'bullying' de periodistas y público durante años).

Renee Zellweger y Laura Dern en la gala de los Oscar 2020. | Janet Gough / AFF-USA.COM / GTRES

Pero también se podría aducir que si Laura Dern ha estado menos presionada por los estándares de Hollywood es porque durante años estuvo en la lista negra por colaborar en la salida del armario de Ellen DeGeneres: era 1997 y la cómica confesaba que era lesbiana en su serie 'Ellen', declarando su atracción por el personaje interpretado por Dern. Ambas han reconocido que este movimiento tan progresista no fue bien recibido entonces y que fueron sometidas a cierto ostracismo durante años. 

Hoy, en cambio, es una de las intérpretes más prolíficas: las series 'Big Little Lies' y 'Twin Peaks' (resulta que era Diane, el personaje fuera de campo más intrigante de los 90) y las películas 'Star Wars: Los últimos Jedi', 'Mujercitas' y la propia 'Historia de un matrimonio' la han vuelto a la primera línea. Además de sus inagotables registros interpretativos, nadie ha podido evitar fijarse en la belleza de la actriz. Laura Dern no es que se haga mayor, es que es aún más espectacular a medida que pasan los años. Estas han sido sus claves para cumplir años sin dramas.

- Un consejo de Spielberg 
Hace casi 30 años de 'Parque Jurásico'. Entonces, Laura Dern tenía 26 años y en una entrevista confesó una anécdota y un consejo para enmarcar. "Justo antes de rodar un primer plano, Spielberg me dijo: "Durante los próximos años, la gente te dirá qué cosas puedes hacerte en la cara. Ni se te ocurra tocártela nunca. Tu cara es perfecta, es femenina, es emotiva". Estoy decidida a que mis interpretaciones sean humanas; cuando eres dueña de tu poder y tu feminidad, creces con tu belleza. Tu cara te encuentra y te reconoce". 

Gtres

- Cosmética botánica.
'Truth Revealed' ('La verdad revelada') es el movimiento por la transparencia en la formulación de los cosméticos del que la actriz es activista, al igual que Olivia Wilde ('House') y Zazie Beetz ('Joker'). Tras años empleando los productos cosméticos de True Botanicals y respondiendo en entrevistas que a ellos debía su brillo, se ha convertido en su embajadora oficial. La filosofía de True Botanicals consiste en emplear ingredientes puros y simples que realmente funcionen y no dejen huella ambiental.

- Icono de belleza.
A pesar de haber crecido en Hollywood (es hija de las leyendas Diane Ladd y Bruce Dern, a quienes dedicó su Oscar a Mejor actriz secundaria por 'Historia de un matrimonio'), su gran referente de estilo es su abuela, que creció en Mobile (Alabama), quien la crió (junto a su madre). "Realmente honraba a su rostro", recuerda de ella la actriz, "y el único maquillaje que llevaba era sombra y lápiz de labios, algo que sigue siendo lo que yo considero bello".

- Rutinas trascendentes.
Ha declarado que le gustan los productos orgánicos y naturales ("no quiero poner veneno en mi piel"), pero que no es una purista. Además de los productos de True Botanicals y otras firmas respetuosas con el planeta y con la piel (lleva usando como hidratante Face Place’s Collagen Moisturizer desde hace más de veinte años), considera que la meditación trascendental que cada mañana realiza durante 20 minutos (o al menos, lo intenta, "ya que como madre soltera no siempre es posible") es esencial en su rutina de belleza.  

- Bondad y sentido del humor.
Todos los que han trabajado con ella hablan de su amabilidad y calidez. Cuenta que creció "creyendo que cuanto más torturada es una persona, mejor artista es" hasta que en los 80 empezó a estudiar con Sandra Seacat, una profesora de interpretación que cambió su carrera y su vida, gracias a que le enseñó lo contrario: "Cuanto mejor persona eres, en mejor artista te conviertes. Eres más sincero y honesto como actor cuanto más lo eres como persona, y todavía sigo creyéndolo". Comparte con sus compañeras sus secretos de bienestar (al parecer, habría convencido a sus compañeras de reparto de ¡Big Little Lies' de darse baños de lavanda como forma exprés de recuperarse), sabe reírse de sí misma (ella es la que cuenta en las entrevistas que en los 80 fue la empoderada imagen del perfume Enjoli en un anuncio que hoy, dice, "parodiaría en Saturday Night Live")  

Relacionados