Dulceida, en una de sus fotos de Instagram (@Dulceida) | INSTAGRAM

‘El Hormiguero’: Dulceida se sincera sobre su operación de reducción de pecho

La influencer Dulceida ha hablado con toda naturalidad sobre su operación de reducción de pecho y los miedos que tenía tras la intervención. 

PILUCA SANTOS

Si hay algo que caracteriza a Dulceida es que es muy espontánea y natural. A diferencia de otras famosas, la influencer no ha tenido reparos en hablar en 'El Hormiguero' de la operación de reducción de pecho a la que se sometió hace unos años. ¡Fuera tabúes!

- Laura Escanes se sincera sobre su operación de pecho

- Este reafirmante de pecho promete los mejores resultados

¡Por fin llegó el día! Tras el paso de María Pombo por ‘El Hormiguero’, los seguidores de Dulceida, la influencer española con más seguidores en Instagram -supera los tres millones-, estaban deseando que la catalana se sentara a charlar con Pablo Motos. Y así ha sido. Natural y muy tranquila, la empresaria llegó el plató del programa de Antena 3 enfundada en un total look negro: minifalda, una de sus prendas favoritas y que mejor le sientan, top y torera con aplicaciones plateadas de la diseñadora española Ana Locking, que combinó con unas botas militares. Aída Domenech, que es el nombre que aparece en el DNI de la prescriptora de moda catalana, contó algunas anécdotas poco conocidas: cómo se enamoró de su chica, Alba Paul, que incluso llegó a emocionar a Pablo Motos, cómo fue su primer trabajo remunerado cuando tenía en blog o su operación de reducción de pecho, con la que tenía pesadillas. 

"Me operé en 2013 y en esa semana en la que no te puedes mover ni para coger el móvil soñaba que me despertaba y tenía un pezón enganchado en la sábana o que las tenía más grandes todavía", ha confesado Dulceida. Como Scarlett Johansson, Sofía Vergara o Victoria Beckham, la empresaria pasó por el quirófano por salud, algo de lo que también habló sin reparos en su blog. “La diferencia es brutal. Me quitó 350 gramos de cada pecho, imaginar!! Ahora uso una 90B y puedo permitirme llevar millones de cosas que antes no podía, como palabras de honor, escotes, bikinis bonitos!!!!! y todo me queda mil veces mejor”, contó en su día en el blog que escribía. "De lo mejor que he hecho en mi vida", confesó en Instagram hace unos meses. 

Dulceida, antes de reducirse el pecho | INSTAGRAM

Pero una de las curiosidades que más sorprendió al presentador del programa fue la manía que conserva desde pequeña y sin la que no puede conciliar el sueño. 

Aunque la veamos vestidas con las mejores marcas y firmas como Dior o Mac se la rifen para sus colaboraciones, cuando Dulceida se va a la cama tiene que dormirse chupándose el dedo. "Me chupo el dedo desde que nací”, ha confesado. Y,  como consecuencia, tiene “los dientes bastante salidos”, pero es algo que considera parte de ella, de su personalidad y que le encanta. 

“Mi madre me decía siempre 'con 30 años y vas a seguir haciéndolo' y yo le respondía que 'no'. Voy a hacer 31 y sigo chupándome el dedo. Lo hago para dormir", le advertía. Ahora, con 31, sigue conservando esa costumbre, pero no es la única rareza, también tiene fijación con las orejas, para ser más exactas, con tocar orejas que estén frías. "Me gustan que sean gorditas, que tengan carne y que su temperatura sea muy baja. Me relaja", reveló.