¿Qué brocha de maquillaje es la ideal? | Stanislav Shkoborev / ISTOCK

¿Cuántas brochas de maquillaje necesitamos para nuestra rutina diaria? ¿Cómo hay que utilizarlas?

Hay brochas para aplicar el maquillaje, para dibujar líneas precisas, para difuminar... ¿Cuáles son realmente las imprescindibles y para qué sirven? Los expertos nos contestan. 

Cristina Delfín

¿Es necesario tener una brocha de maquillaje y, además, más de una para lograr un maquillaje perfecto? Aunque en los últimos tiempos algunas corrientes apuestan por volver a la aplicación con los dedos, la mayoría de los expertos coinciden en que sí: las brochas son necesarias. Pero, ¿cuáles son las imprescindibles? ¿Para qué sirve cada una? ¿Y cómo debemos utilizarlas y, posteriormente, limpiarlas?

Pese a ser una de las herramientas imprescindibles en nuestra rutina diaria a la hora de maquillarnos (los profesionales de la industria 'beauty' las consideran "una extensión de sus manos", aseguran desde You are the Princess), a veces son las grandes olvidadas de los tutoriales y, además, suscitan muchas dudas. Expertos, entre ellos Wild Van Dijk y Moi Freire, nos aclaran muchas de ellas.

¿Cuántas brochas y pinceles debe tener nuestro neceser? 

Aunque la respuesta puede variar según el estilo de maquillaje (se necesitará un mayor número si este es más complejo), el maquillador Moi Freire fija en cuatro las básicas y esenciales para un look diario. Las imprescindibles son: la brocha para aplicar la base y el corrector, brocha especial para polvos, brocha para aplicar el colorete o 'highlighter', y pincel para la zona de los ojos. 

¿Cómo es y se usa la brocha para aplicar base y el corrector?

Brocha 'Princess Basic Foundation Brush 152' para aplicar base y corrector.  | You are the princess

Este tipo de brocha es más gruesa que otras y permite aplicar tanto la base de maquillaje fluida como el corrector. Los profesionales la utilizan, sobre todo, para texturas en crema y fluidas. "Primero se debe coger una pequeña cantidad de base de maquillaje con el extremo de la brocha. El producto se extiende poco a poco desde el centro del rostro hasta el exterior, siempre evitando el contorno de ojos", explica Wild Van Dijk a través de You are the princess. 

Un truco: "Utiliza el extremo final de la brocha en una posición perpendicular al rostro y haciendo movimientos para difuminar el producto en vez de depositarlo para conseguir un look más natural".

¿Cómo se utiliza la brocha especial para polvos?

Brochas especial para aplicar polvos 'Princess Basic Powder Brush 192', de You are the princess. | You are the princess

Se trata de una segunda brocha gruesa, de fibras extrafinas. Para aplicar el producto con ella, "se debe coger una pequeña cantidad y ponerla con pequeños toques en el centro del rostro. Además, también puede usarse en cuello y escote", aclara Wild Van Dijk. 

Brocha para aplicar el colorete o 'highlighter' 

Brocha par aplicar el colorete 'Princess Basic Angled Large 182' de You are the Princess. | You are the princess

El tercer paso sería aplicar el colorete o el hightligter. Para ambos, se puede utilizar una brocha más ligera que las anteriores. "Con la punta, elige el producto deseado -puede ser un blush, un iluminador, unos polvos- y desliza suavemente por el rostro, pómulos y mejilla”, explica Moi Freire.

Último paso: pincel para la zona de los ojos 

Pincel para la zona de los ojos 'Princess Basic Eyeliner Brush 132' de You are the Princess. | You are the princess

Para las sombras y el maquillaje de ojos, el experto recomienda un pincel para difuminar que sea ligero y de forma cónica, que permiten trabajar de manera perpendicular el rostro. Un consejo: "Si quieres cambiar de color de sombra, solo tienes que pasar un pañuelo en la brocha para sacar el mayor efecto de pigmento". 

Un recordatorio, esta vez de la maquilladora Maite Tuset: "Cuanto más prensado está el pelo, más pigmento depositas. En cambio, si el pelo de la brocha de ojos es algo más larga, flexible y suave se consiguen acabados más translúcidos, transparentes o con menos definición".

Otras brochas: ¿Te atreves con el 'contouring'?

(Precio: 1,99 euros). | D.R.

Para el 'contouring', es decir, la tendencia que utiliza dos tonos de maquillaje por encima del tono natural de la piel y par de tonos por debajo, utilizando los oscuros para 'hundir' las facciones que queremos disimular y los claros para realzar, y de la que el clan Kardashian se erigieron en embajadoras desde hace ya unos años, también es fundamental el tipo de brocha. Si te atreves con él, lo mejor es utilizar la brocha 'kabuki', que tienen un cabezal con pelo tupido que funciona tanto con productos en polvo como fluidos. Su forma biselada está pensada para llegar a todos los huecos y dibujar perfectamente las curvas del rostro y aplicar la base de maquillaje con un acabado cubriente pero natural. Es muy importante difuminar muy bien los tonos con la broche para evitar las líneas y marcas que hacen que el maquillaje parezca descuidado. Mira aquí nuestras preferidas.

¿Y los labios?

Para obtener un resultado perfecto, lo ideal es que sea extrafino. De esa forma, "facilita la aplicación del labial, fijándolo y delimitando la forma de los labios" con mucha precisión, nos explicaba hace un tiempo la maquilladora Céline Alepuz, de Dessange en Valencia.

Un plus: las cejas

Era otro de los aspectos que Céline Alepuz destacaba para un resultado perfecto. Para ello, la experta recomienda utilizar un pincel biselado para peinarlas y que el resultado sea natural. 

¿Brochas naturales o sintéticas?

Según los expertos, por regla general, las de pelo natural (como el de cabra) son perfectas para aplicar las fórmulas en polvo como los bronceadores, sombras, iluminadores o polvos de acabado. Para el fondo de maquillaje, demás productos de texturas en crema y siempre que quieras proteger la vida animal o tu monedero, las cerdas sintéticas son la opción más eficiente. Además, la tecnología permite imitar la calidad del pelo natural. Si eres eco-friendly, puedes apostar por las realizadas con materiales renovables (Zoeva, RMS Beauty).

¿Cuál es la brocha de maquillaje perfecta? | Andrea Adriani / IMAXTREE

Por formas: ¿Cuál es la adecuada? 

Por lo general, las planas y anchas son perfectas para aplicar las bases de maquillaje líquidas, actúan como pincel. Las que tienen corte angular sesgado aportan precisión en zonas difíciles y se usan para aplicar el fondo hacer 'contouring'. Las esféricas se usan para aplicar polvos sueltos, de sol o colorete. 

¿Cómo se limpian y cada cuánto tiempo?

Depende de su uso. Si es muy frecuente, algunos expertos recomiendan limpiarlas una vez a la semana, mientras otros espacian ese tiempo hasta los 2-3 meses. Sigue estos consejos: Utilizar demasiado gel jabonoso o alcohol reseca las cerdas, ya sean naturales o sintéticas, por eso, apuesta mejor por un champú hidratante, el de niños es una buena solución.

Cuando pases a la acción, no las sumerjas en agua, mejor aplica el limpiador en la mano y aclara en un bol escaso de agua. Otra opción muy práctica son las fórmulas específicas para limpiar brochas, algunas de las cuales no necesitan aclarado. Una vez limpias, peina las cerdas y déjalas secar apoyadas en una toalla, nunca de pie. 

Mira nuestra selección de brochas para un maquillaje perfecto y para todos los presupuestos: