@byrdiebeauty / INSTAGRAM

Cómo limpiar las brochas de maquillaje

¿Cuánto tiempo hace que no limpias tus brochas y pinceles? 

Aida Ortega | Woman.es

Muchas veces las descuidamos, pero son la principal herramienta para un maquillaje perfecto. Las brochas se convierten en nuestro mejor aliado, y debemos tratarlas como tal.

Por pereza o por inconsciencia, dejamos de prestarles atención hasta que resultan inservibles. Sin embargo, hay una serie de cuidados con las que no solo alargaras la vida de tus brochas, si no que además conseguir mejores resultados en tus looks de belleza. De poco sirve que nos hayamos hecho al fin con nuestro capricho beauty del momento si lo aplicamos con una brocha en mal estado.

Las encontramos de pelo natural, sintético o una combinación de ambas. Las primeras se usan para los productos en polvo mientras que las sintéticas para los productos en crema. Es conveniente apostar por brochas de calidad, aunque su precio sea más elevado, con un correcto uso y cuidado durarán mucho más tiempo.

No podemos olvidarnos de las Beauty Blenders, esas pequeñas esponjas que se han incorporado a nuestro neceser para quedarse. Aunque debemos de prestar atención a este tipo de herramientas.

Aquí las claves para limpiarlas:

 

 

Foto: Instagram | @intothegloss

 

- Brochas de pelo sintético: los productos en crema resultan más grasos que los polvos. Una de las maneras de limpiar estas brochas es con aceite de oliva, un perfecto desmaquillante. Tras aplicar unas gotas y dar vueltas con la brocha sobre la palma de nuestra mano, debemos retirar los excesos de producto con el grifo y apretando ligeramente el pelo de la brocha. Es importante que el agua vaya del pelo a la punta y no al revés y que toque lo menos posible el mango para que no se dañe.

Tras la limpieza en aceite que hemos comentado antes, aplicaremos un poco de gel o champú y volveremos a ponerla bajo el agua. Para secar es necesario mantenerla en posición horizontal.

- Brochas de pelo natural: al utilizarse para productos en polvo, estas son mucho más sencillas ya que los pigmentos son más sencillos de eliminar. Aplica gel neutro o un champú que no contenga siliconas ni parabenos para que no dañen el pelo. Tras esto puedes aplicarles un poco de mascarilla, la dejará mucho más suave.

- Esponjas: con la Beauty Blender es necesario llevar una buena higiene ya que la tocamos directamente con la mano y al usarla para las bases resultan mucho más grasa que el resto de herramientas. Una opción es utilizar un jabón neutro o un desmaquillante para el rostro. Otra de las opciones es utiliza un detergente de los que usamos para limpiar los platos. ¿Locura? Pues funciona. Es importante eliminar todos los restos de jabón. Este tipo de herramientas es necesario lavarlas a diario.

Relacionados

-->