Al Drago

El clásico y renovado vestido de rayas con el que Melania Trump ha celebrado la gran fiesta nacional

La misma prenda con la que ha demostrado (queriendo o no) la naturalidad de los cuerpos gracias a la lluvia. 

NATALIA MORÁN | WOMAN.ES

Con Melania Trump llega el clásico vestido de rayas versionado esta vez con corte asimétrico y siguiendo las pautas más minimalistas impregnadas en una prenda.

Si hay un día marcado en el calendario de todo presidente que pase por la Casa Blanca como el más importante de todos, ese es el 4 de julio. Y como tal, también es un día muy señalado para la primera dama que, más que nunca, su estilismo resulta ser analizado por expertos y medios de todo el mundo al milímetro. Precisamente por ello puede que Melania Trump, a quien no parece importarle mucho las críticas, ha escogido un vestido blanco impoluto como ha hecho en repetidas ocasiones que tenían como factor común la gran relevancia que suponían.

Firmado por Carolina Herrera, el diseño, ahora en rebajas, se ha convertido en el protagonista de un look con el que de nuevo nos llega una lección de estilo. Con una manga y tirante asimétrico, corte midi y falda con vuelo, las rayas horizontales son la clave indiscutible de un vestido que destaca por su sencillez y elegancia. 

Aunque fuese quizá la anterior primera dama Michelle Obama quien llevase a cabo una impecable labor en lo que a moda política se refiere, eligiendo minuciosamente no solo sus looks sino que más a conciencia sus colores, ahora Melania parece haberse impregnado de cierta influencia. Y a la vista está este vestido blanco que, más allá de representar la pureza, también es sinónimo de poder y liderazgo, demostrándolo desde el Lincoln Memorial durante el discurso de su marido. 

Pero sí. La clave de sus looks siempre viene de la mano de los clásicos 'stilettos' firmados por Christian Louboutin, siendo esta vez el color fucsia el elegido. Y aunque el blanco siempre es la mejor opción, no resulta ser la combinación perfecta con la lluvia. La misma que le ha jugado una mala pasada al empapar por completo su vestido y dejando a la vista de todos la ausencia de sujetador.  

Al Drago / GTRES

Y con todo ello, un enhorabuena por partida doble. El primero, claro está, por su apuesta al blanco y, el segundo, por mostrar la naturalidad de los cuerpos. Así sí, querida Melania.

Relacionados

-->