Sofía Palazuelo ha incluido unos pendientes anacarados y un maquillaje donde destacan los labios nude rosados. | GEN / GTRES

4 razones por las que este look de invitada de verano de Sofía Palazuelo es el mejor para no saltarse el protocolo

La duquesa de Huéscar tiene el look más correcto para una boda de verano.

Juande Corrales | Woman.es

En una época en que los bañadores se utilizan a modo de top, los shorts vaqueros se llevan a la oficina y los cuellos vueltos se reservan para el verano, que una Victoria Beckham asista a una boda vestida de blanco, sin ser ella la novia, podría no escandalizarnos demasiado, pero... ¿y aquello que nos enseñaron de no saltarnos el protocolo?

Te pasará una y mil veces: te enamoras de un conjunto blanco IDEAL que no sabes cuándo ponerte (por ejemplo, el traje de chaqueta de Vogana), porque todavía te dejas llevar por esa norma de respetar el color de la novia. ¿Eres de esas? Pues quédate a ver el look de invitada de Sofía Palazuelo.

Pese a ser la mar de apto para el verano, lo que muchas veces hace que nos entren ganas de saltarnos 'las normas', el 'outfit' escogido por la duquesa de Huéscar para la boda de Valentina Suárez-Zuloaga Ruyra y Manuel de Lacalle, celebrada en Zumaya, se rige perfectamente por el protocolo.

1. El corte del vestido

Llega el verano y gustamos de liberarnos de esas capas de tela que tanto nos abrigan en invierno. Ahora bien, parar en el punto justo es la clave, y es por eso que el vestido cóctel es la mejor elección para una boda diurna de la temporada primavera/verano. Hasta la rodilla llega el elegido por Sofía del diseñador holandés Jan Taminiau, que también va cortado a la sisa, dejando al descubierto los brazos, pero no los hombros (al ser una boda con ceremonia religiosa, se requiere).

2. Blanco parece, rosa es

Claro está que el blanco está de moda, pues no podrás negar que los 'total white' son los más recurridos este verano; pero de ahí a que haya llegado la hora de liarnos la manta a la cabeza y saltarnos aquello que tantas veces hemos oído de 'respetar el blanco para la novia' hay un buen paseo... No quita que debamos dejar de escoger los colores pastel, que tanto se han llevado la pasada primavera, y así la elección de la mujer de Fernando Fitz-James ha sido impecable: rosa claro.

3. El estilismo

Unos buenos complementos son necesarios para que el look sea, tan protocolariamente correcto, como estéticamente perfecto. De este modo, Sofía no ha podido ser más acertada en materia de estilismo: una pamela rosa ha coronado su look de invitada soleada, mientras que el toque de color lo han puesto los zapatos y el bolso, y ¡ojo aquí! no son del mismo color. Una cartera tipo sobre de terciopelo, muy apropiada para el día, en color ciruela ha contrastado con las sandalias de tiras del mismo tejido pero en un tono más rojizo. El toque de luz lo pone el efecto nácar del cinturón, el brazalete y los pendientes.

4. El factor sorpresa, dentro de los cánones

Nunca está de más jugar con el factor sorpresa, cosa que también ha hecho la duquesa con el escote. Evidentemente, no ha sido por delante: un cuello a la caja es el que lleva el cóctel rosa de Sofía Palazuelo. La sorpresa ha venido por detrás: la apertura en forma de escote trasero ha puesto el toque veraniego y sensual a este look de invitada estival que, sin duda, 'sí, queremos'.

Relacionados

-->