Isabel Jiménez con blazer y vaqueros. | Gtres

La chaqueta tipo blazer que Isabel Jiménez lleva con pantalones vaqueros pitillo y que tú te pondrías como minivestido con medias negras

Versatilidad al poder. 

Woman.es

Isabel Jiménez está imparable. A punto de convertirse en madre por segunda vez -está embarazada de un niño al que llamarán Dani- y con la aplaudida colección de moda de Slow Love, la firma que posee junto a Sara Carbonero, para Cortefiel casi recién estrenada, la periodista acaba de lanzar su libro '¿Y tú, qué harías para salvar el planeta?'.

Y ha sido precisamente en un posado para promocionar este último trabajo en el que reflexiona sobre la importancia de cambiar hábitos que son perjudiciales para el medioambiente en el que ha sorprendido con un look que tenía mucho que decir. No por las prendas en sí sino por la curiosa combinación que ha hecho de ambas. 

La presentadora de informativos ha lucido una elegante chaqueta tipo blazer, cruzada, con las solapas de tejido satinado y en un agradable color verde botella que, al ser tan larga como una levita porque llegaba casi hasta la altura de las rodillas y tener este exquisito diseño, cualquiera de nosotras hubiéramos llevado a modo de vestido con unas medias tupidas negras o unos panties fantasía debajo junto a unos zapatos de tacón. Pero, en lugar de eso, ella ha preferido lucirla simplemente sobre unos pantalones vaqueros de silueta pitillo. Nada más y nada menos. 

Isabel Jiménez con blazer larga en color verde botella. | Gtres

Isabel ha sabido llevarse la americana a su terreno y le ha aportado sobriedad al dejar que sean unos jeans los que sirvan de perfectos acompañantes en lugar de rendirse ante un estilismo de noche como el que imaginamos hubiéramos tomado nosotras como idea. De este modo, ha logrado un mix informal pero con un punto más sofisticado que le ha sentado a las mil maravillas y del que ya hemos tomado buena nota. 

Ni siquiera le han hecho falta joyas, ni accesorios ni complementos para que el conjunto funcione por si mismo porque la almeriense parece ser fiel seguidora de la filosofía de "menos es más" a la hora de elegir vestuario y así ha querido hacerlo una vez más.

 Una manera de sacar todo el partido que merecen este tipo de piezas a las que no solemos dar tantas oportunidades como deberíamos. Y esta es la perfecta prueba de ello.