Ludovica Valli en el Festival de cine de Venecia. | Gtres

El vestido de novia más increíble del fin de semana lo hemos visto en el Festival de Cine de Venecia y tiene volantes y un gran lazo en el escote

Lo ha lucido Ludovica Valli y es una maravilla.

Woman.es

De esta atípica edición del Festival de Venecia no solo estamos tomando buenas lecciones de cine, también está siendo toda inspiración en lo que a moda se refiere. En las calles, las actrices y modelos que se han desplazado hasta la ciudad de los canales nos han regalado propuestas ideales para hacer de la rentrée un momento lleno de elegancia y confort -véase el estilismo con el que Cate Blanchett desembarcó hace unos días en calidad de presidenta del jurado del certamen este año-; y, sobre la alfombra roja, su gran enclave ha servido para volver a demostrar que este certamen siempre hay que tenerlo en el radar fashion porque ofrece interesantes looks de noche de diversa índole. 

Y es que en este internacional photocall lo mismo ves un sexy slip dress como el de Ester Expósito que un diseño cargado de lentejuelas a lo Georgina Rodríguez o el que podría ser perfectamente un diseño para dar el "sí, quiero". Eso sí, no uno cualquiera, sino un vestido que con sus volantes y su maxi lazo en la zona del escote está llamado a ser un look nupcial de lo más original. Por todos esos detalles pero también por su color, un suave color rosa pálido que enamora nada más verlo. 

Como si de un enorme algodón de azúcar se tratase, el diseño es una auténtica maravilla para las novias que buscan un plus de romanticismo en su gran día. 

Ludovica Valli con vestido de Antonio Riva en color rosa con gran lazo. | Gtres

Ha sido Ludovica Valli quien nos ha sorprendido con semejante pieza a su llegada a la premiére de 'The World to come' en la Biennale, una creación de la firma milanesa Antonio Riva que es imposible que pase desapercibida. 

Como la propia italiana ha expresado en su perfil de Instagram, este look es toda una representación de su estado mental actual en el que se siente como si estuviera en una nube "envuelta en un cálido abrazo de un edredón". Quizá esta sensación es la que mejor puede encajar el día de una boda en el que la novia se ve arropada por toda su gente mientras celebra el amor por todo lo alto. 

 

Relacionados