La serie 'Los Bridgerton', responsable de la tendencia 'regencycore' nupcial. | Netflix

4 tendencias en bodas para el 2021: del vestido de novia corto a las mascarillas nupciales

Las bodas han cambiado y no solo por la pandemia. Las series que vemos, la necesidad de una industria más sostenible y, por supuesto, las ganas de celebrar acumuladas desde el año pasado también condicionan las tendencias de los enlaces de este 2021. 

SILVIA VÁZQUEZ

¡Vuelven las bodas! ¡Al fin! Después de un año difícil en el que la crisis del coronavirus obligó a cancelar o posponer los planes de miles de parejas que pretendían pasar por el altar, este 2021 promete el regreso de la temporada de enlaces (casi) como la recordábamos. Con la relajación de las medidas de seguridad, las celebraciones presenciales vuelven poco a poco a la normalidad, pero las tendencias apuntan a que los recién casados prefieren hacerlo en espacios abiertos al aire libre, con listas de invitados reducidas y con un 'dress code' renovado.

Así lo apunta el informe 'Bodas 2021' de Lyst, una plataforma global de compra de moda que analiza las búsquedas en internet de más de 150 millones de personas al año. Según sus datos, estas son algunas de las tendencias más importantes del 2021 en vestidos de novia y accesorios. Y sí, hay sorpresas.

Lady Daphne Bridgerton, en uno de sus majestuosos salones en la serie 'Los Bridgerton'. | LIAM DANIEL/NETFLIX

Inspiración 'Bridgerton': el 'regencycore' nupcial

Aunque no parece que los menús vaya a incluir té y pastas, la serie más sofisticada de Netflix sí que tendrá repercusión en las bodas de este año. El estreno de 'Los Bridgerton' (que ya prepara su segunda temporada) llevó la tendencia 'regencycore' a nuestros armarios y ahora parece que los vestidos de corte imperio, los corsés y los tocados inspirados en el siglo XIX se cuelan también en el camino hacia el altar.

En esta misma línea se encuentran otras opciones maximalistas, como los vestidos con plumas o la tendencia 'princesscore', que muestra la faceta más atrevida y romántica de las novias. Lady Whistledown estaría orgullosa. 

Sencilla y radiante va la novia

En el lado contrario de la balanza se encuentra la firme apuesta por el minimalismo que cada vez más mujeres realizan en su gran día. Esto implica, por ejemplo, la búsqueda de vestidos y accesorios que se puedan reutilizar en diferentes ocasiones (algo cada vez más común entre las 'celebs' como nos demostró la actriz María Castro reutilizando su vestido de novia en la alfombra roja del Festival de Málaga).

Los vestidos cortos y los trajes de aire informal se posicionan como los nuevos favoritos, así como marcas asequibles como Aje, Cult Gaia o Rat & Boa. También Asos y su colección de vestidos 'low cost' atrapa la atención de las futuras novias, que recurren a la compra por internet como alternativa a las clásicas pruebas en persona. 

Mascarillas para el 'sí quiero'

Inevitablemente, el accesorio más necesario desde que estalló la pandemia resulta imprescindible también en los enlaces matrimoniales; de ahí que cada vez más firmas de novias e invitadas incluyan las mascarillas para ocasiones especiales entre sus propuestas. La de perlas que la 'influencer' y diseñadora Arantxa Cañadas confeccionó a juego con su look 'millennial' es solo una de las múltiples opciones que puedes escoger para estar divina y protegida al mismo tiempo.

Pero este no es el único complemento que ha irrumpido con fuerza: también los relojes de compromiso, los guantes de seda, los velos, los tacones con pedrería e, incluso, las zapatillas con motivos nupciales han experimentado una notable subida en los últimos tiempos. ¡Fantasía! 

Arantxa Cañadas y su marido Pablo Urba el día de su boda(@arantxa_canadas).  | INSTAGRAM

Novias más sostenibles

La sostenibilidad es el gran reto de la industria de la moda en general, lo que también afecta de lleno al sector de las bodas, que gira hacia un futuro más comprometido con el medio ambiente. En el caso de los vestidos, esta tendencia se plasma tanto en la búsqueda de materiales reciclados o ecológicos, como en el interés por piezas 'vintage' o de segunda mano. Una de las grandes responsables de este auge es la princesa Beatriz de York, que recuperó un diseño vintage de su abuela, la reina Isabel II, como vestido de novia en su enlace con Edoardo Mapelli Mozzi. 

Beatriz de York y Edoardo Mapelli tras el "sí, quiero". | Benjamin Wheeler