Lily Collins y Charlie McDowell el día de su boda. | Instagram @cedarandpines

Lily Collins y su vestido de novia de cuento de hadas en su boda con Charlie McDowell

La protagonista de 'Emily en París' se ha casado con un elegante diseño de encaje con manga larga y cuello chimenea firmado por Ralph Lauren. 

Julia García

"Lo que comenzó como un cuento de hadas, ahora es mi realidad para siempre. Nunca podré describir adecuadamente lo de otro mundo que fue el fin de semana pasado, pero mágico es un buen lugar para comenzar". Estas son las palabras con las que Lily Collins anunciaba al mundo a través de Instagram que acababa de dar el "sí, quiero" al que había sido su novio desde el 2019, Charlie McDowell.

Nos enterábamos así de que el pasado fin de semana había sido la fecha escogida por la pareja para celebrar su boda en Dunton, Colorado. A través de una serie de instantáneas que tanto ella como su ya marido han compartido con sus seguidores sobre este mágico día hemos podido ver algunos detalles de un enlace que bien podría haber formado parte de alguna de las películas románticas en cuyo reparto figura la hija de Phil Collins.

"Nunca quise ser alguien más que el tuyo, y ahora puedo ser tu esposa. El 4 de septiembre de 2021 oficialmente nos convertimos el uno en el otro para siempre. Te amo mas allá Charlie McDowell", reza otro de los mensajes escritos por la intérprete para acompañar las idílicas imágenes. 

Para este momento tan especial, la protagonista de 'Emily en París' confió en Ralph Lauren ya que fueron Rob Zangardi y Mariel Haenn los artífices del fabuloso vestido realizado en encaje de manga larga y cuello alto que iba acompañado de una capa con capucha a juego a modo de velo que no podía ser más ideal para una boda en ese entorno rústico. 

Un maquillaje en clave sofisticada que se apreciaba gracias a llevar el rostro despejado con un elegante moño bajo con raya al medio como peinado han sido los detalles del beauty look escogido por la novia para esta fecha que nunca olvidará. 

Fue en septiembre del pasado año cuando Lily Collins y Charlie McDowell se prometieron en Nuevo México con un anillo de diamante de talla rosa con engaste de bisel y una fina banda de oro único en su clase. "En un tiempo de incertidumbre y oscuridad, has iluminado mi vida. Siempre valoraré mi aventura contigo", confesó entonces la actriz, quien añadió que su emoción era tal que no podía "esperar para pasar nuestra vida juntos".