Inatagram|@realbarbarapalvin

¿Alguien diría que la modelo de la foto es de talla grande? Al parecer, Victoria’s Secret, sí

Es Barbara Palvin y es el nuevo fichaje de Victoria’s Secret en un intento de incorporar a sus filas un ángel de perfil “plus size” y subirse al carro de la diversidad. ¿Estamos locos?

Woman.es

Desde que dos de sus ángeles más emblemáticos ­–Alessandra Ambrosio y Adriana Lima– colgaron sus alas, la firma de lencería Victoria’s Secret necesitaba fichar nuevas modelos y por fin lo ha hecho. La húngara Barbara Palvin ha sido la elegida para trabajar en exclusiva para la firma y acompañar sobre la pasarela a otros ángeles como Candice Swanepoel, Behati Prinsloo, Lily Aldridge, Sara Sampaio, que ya le han dado la bienvenida al equipo.

Empezaremos por decir que Palvin tiene medidas de infarto: 87-58-89, por debajo de aquellos míticos 90-60-90 que convirtieron en canon de perfección las supermodelos de los años 90. Espectaculares credenciales para desfilar en las mejores pasarelas, posar para las mejores campañas y labrarse una carrera de oro en el mundo de la moda. Conseguir las icónicas alas de Victoria’s Secret ha sido su último éxito, tal y como ella misma ha anunciado en Instagram, exultante de felicidad. “No sé por dónde empezar, pero lo intentaré: nunca pensé que sucedería y ha superado todas mis expectativas. ¡Estoy muy emocionada de anunciar que oficialmente soy un ángel de Victoria’s Secret! Gracias por creer en mí”, ha escrito.

 

Sin embargo, el fichaje de este nuevo ángel ha desatado la polémica y ha incendiado las redes porque la firma de lencería más prestigiosa del mundo, considerada como una especie de cumbre a la que sólo llegan las mejores de las mejores, se ha enorgullecido siempre de estrictas normas. Y según sus elevadísimas exigencias, la modelo húngara de 25 años está considerada como una modelo de la categoría “plus size”. Vamos a recordar en este punto que Palvin mide 1,75 y pesa 55 kilos. Y sin embargo sus medidas sobrepasan el canon de belleza estricto (y obsoleto) que ha mantenido la firma durante años: para formar parte del exclusivo grupo de ángeles sus chicas deben estar entre el 1,70 y el 1,85 de altura y tener unas medidas que no superen los 86-61-86. Palvin se pasa y además ya recibió críticas en el pasado por su "voluptuosidad", sobre todo desde que protagonizó su primer posado para la revista ‘Sports Illustrated’ (otro hito en la carrera de las modelos) en 2016 y proliferaron en redes y foros los mensajes en los que la acusaban de estar gorda. Ella respondió elegantemente a las críticas: “He recibido algunos comentarios bastante dañinos que hablan de que estoy gorda. Bueno, la verdad es que no estoy tan flacucha como cuando tenía 18, pero no me considero gorda”.

Istagram|@realbarbarapalvin

La intención, por lo tanto, de Victorias Secret con el fichaje de Palvin ha sido la de abrir la puerta a cuerpos y tallas más diversas, responder a las críticas de que su modelos extremadamente delgadas son un peligroso referente y apuntarse un tanto en el marcador por mostrar más curvas de las que son habituales en sus desfiles. Sin embargo: ¿Qué mensaje está lanzando al considerar a una modelo que mide 1,75 y pesa 55 kilos como talla grande? Momento para la reflexión. Ahí lo dejamos.

Ver 5 fotos

 

Relacionados