Cómo utilizar copa menstrual. | shironosov / ISTOCK

Un equipo médico ha evaluado la copa menstrual y estas son sus conclusiones

Los resultados, que incluyen ventajas y desventajas, han sido publicados en la prestigiosa revista de salud 'The Lancet'.

C. H. | Woman.es

Seguro que, a estas alturas, si no la has utilizado aún, has oído miles de comentarios sobre la copa menstrual (de hecho, ya en 2011 se hablaba de ella como la "revolución de los productos de higiene para mujeres"). Hasta influencers como Cristina Pedroche han salido en las redes para contar las bondades de una creación que, al parecer, data de más de 80 años y que tiene encantada a una parte de la población femenina, la cual no parece verle ningún 'pero'.

Ahora, un equipo de investigación ha publicado en la conocida revista médica The Lancet un estudio en el que ha evaluado este producto del que muchas personas tienen un conocimiento bastante reciente. ¿Y qué han sacado en claro? Que, para empezar, "las copas menstruales son una opción segura para los días de menstruación y una alternativa a otros productos". Es decir, cumplen con eficacia su cometido. 

El informe explica su funcionamiento (cómo hay que mantenerla, colocarla y cada cuánto cambiarla) y los tipos que hay, e insiste en que no provoca un incremento "del riesgo de infección vaginal" respecto a otros métodos. 

También señala que se necesitan más informes para evaluar con garantía otros aspectos como la eficiencia económica o medioambiental. Sin embargo, se recuerda cómo el no tener acceso (por economía) a productos menstruales  (es decir, cuando se sufre la llamada 'pobreza del periodo') puede tener serias consecuencias sociales en las mujeres, como perder clases en la escuela con el consiguiente retraso respecto a otros alumnos. 

Copa menstrual. | Nestea06 / ISTOCK

Según algunos expertos, una copa menstrual no necesita casi agua, por lo que es muy buena "para zonas áridas", como pueden ser algunas de África. Además, puede durar más de una década. 

En cuanto a precios, oscilan desde los 9 euros de la copa low cost que Mercadona acaba de poner en circulación (y que promete romper el mercado), a los 40 euros. 

Según el artículo en The Lancet, de las 3.319 mujeres que participaron en sus encuestas y probaron la copa, el 70% terminó prefiriéndola respecto a otros sistemas como tampones o compresas. 

¿Alguna desventaja? Prácticamente ninguna, aunque alguna hay. Por ejemplo, que algunas participantes afirmaron necesitar varios ciclos menstruales para familiarizarse con ella. 

Además, se detectaron algunos casos (4% de las mujeres que llevaban DIU) de mujeres que declararon que habían expulsado el DIU tras su uso (en concreto, aquellas que se habían colocado el DIU pocas semanas antes), algo que también ha ocurrido con otros métodos como los tampones, con el mismo porcentaje de incidencia. Después de la sexto o séptima semana, no se notificó ningún caso. 

Por todo esto, los expertos han recomendado que se espere a utilizar la copa menstrual al menos seis semanas tras la implantación del DIU. 

Relacionados