Paz Vega, imagen de ron Zacapa.  | Ron Zacapa

Paz Vega: "Claro que me cuido, mi cuerpo es mi templo"

Hablamos con la actriz sobre alfombras rojas (de las que no todo le gusta), moda, feminismo, proyectos y del debut de su hija, Ava, en moda.

Clara Hernández | Vídeo: Rubén Campos

Paz Vega brilla con ojos y media melena oscuros, look negro de pies a cabeza (el mono, que combina con mocasines, es de Ba&sh, averiguaremos después) y piel blanca mientras se sienta recta en la silla-columpio del stand de ARCO reservado al ron que representa, Zacapa.  Recién nominada a los Premios Unión de Actores por su papel en 'The OA', contesta las preguntas que le formulamos sobre moda, proyectos profesionales, photocalls, belleza, lujo o feminismo. Algunos de esos temas, parece, le gustan más que otros. Vamos por partes.

¿Qué es para ti el lujo?
El gran lujo es ser dueño tu tiempo, el tiempo que yo no tengo porque lo reparto entre trabajo, familia, vuelos, hoteles... 

¿Cómo es vivir en un hotel?
Complicado. Al principio es divertido pero cuando llevas meses, como me ocurrió grabando en México 'Cuna de lobos', echas de menos todo: tu casa, tu cocina, tu cama, tu almohada... 

¿Revelarás al fin de quién es el vestido que luciste en los Premios Goya 2020?
No, no (risas). En un vestido hecho para mí, en especial. Fueron unos días de lluvias y tormentas que afectaron a muchos pueblos y ciudades de España. Pensé que era un momento bonito para traer un poco de luz y alegría, una idea de primavera. 

La actriz Paz vega en los premios Goya 2020 con vestido de manga larga y lentejuelas blancas | Sergio R Moreno

¿Qué se piensa en medio de una tormenta flashes? 
Nada trascendental. La 'red carpet' es un mero trámite. Se le ha dado mucha importancia, cuando lo importante es el evento. Si vas a los Oscar, lo importante es ver qué películas son premiadas, y si vas a los Goya, igual, pero ahora se da más importancia al momento llegada. Me sorprende a qué niveles hemos llegado con las 'red carpets' y los 'photocalls', como si fueran entes con vida propia. Es un poco raro. 

Aunque tú sueles ser una alumna aventajada en ellos.
Si estás cómoda y segura con tu vestido, eso se transmite en el photocall; si estás incómoda, si te aprieta, también. Lo importante en esos momentos es que seas tú, que no te disfraces, y que lo que llevas puesto te acompañe. 

Has sido recientemente villana en México para la telenovela 'Cuna de lobos'. ¿Ser una mala convincente es más difícil que ser buena?  
Hacer un papel de mala-malísima, donde matas a todo el que se te pone enfrente, es difícil y, también. muy divertido y cansado. La dificultad de esos papeles al límite es que corres el riesgo de hacer una caricatura de ellos. Hay que dignificar al personaje para que la gente pueda entender por qué actúa así y tener muy claro que hay una mujer de verdad dentro de esa máscara de mujer malvada.

¿Qué máscaras te quitas tú cuando estás lejos de los focos?
En mi vida normal no soy nada coqueta, ¡pero nada! Soy una persona para quien lo más importante es la comodidad y la naturalidad. Creo que tiene que ser agotador el estar todo el día con el tacón, la pestaña colocada y el pelo perfecto. No sirvo para eso y nunca he servido pero cuando la gente te ve y te graba como ahora, claro, es cuando estás perfecta y parece que ese es tu día a día, pero nada más lejos de la realidad. 

Te veo militante de la tribu del zapato 'flat'
No me quito los mocasines, tengo otros Martinelli en casa. Estamos viviendo un momento en el que nos hemos bajado de los tacones y vamos cómodas y planas, y el ir cómoda te da una seguridad y una vidilla y una alegría... que no te da un tacón. Al final el tacón, cuando llevas dos horas de pie, te cansa y el poder prescindir de esa tortura está muy bien. 

¿La belleza encasilla para bien o para mal? 
Yo creo que la belleza en sí es buena porque cuando hay belleza y equilibrio, hay paz interior y hay armonía. No hablo de la belleza apolínea, de unas ojos y una nariz perfectos, sino de alguien que transmite paz y seguridad en uno mismo. Ahí reside la verdadera belleza, no en la belleza artificial que se puede crear en un quirófano. Y la belleza, pero la verdadera, siempre ayuda y siempre es positiva. 

Paz Vega en la alfombra roja de los Premios Forqué. | Gtres / GTRES

Parece que el físico de las actrices siempre está a examen.  ¿Has sufrido por ello?
En esto nosotras somos nuestras mayores enemigas, desgraciadamente. Es muy peligroso que a la belleza se la estereotipe, que se prime un tipo de modelo frente a otro porque genera esa rivalidad entre nosotras que no nos lleva a ningún sitio. Todos, y las revistas también, deberían cambiar su discurso. No hay por qué entrar en una talla 36 si tienes una 40. Y no hay nada más bonito que una cara dónde se ve el paso del tiempo. Las arrugas son tus señas de identidad, es la experiencia que se refleja en tu cara y en tu ser. 

Tú, ¿te cuidas?
Claro que me cuido, mi cuerpo es mi templo y quiero estar en esta vida muchos años. Estoy en una profesión donde mi cuerpo y mi situación mental siempre tienen que estar preparados y listos para la acción. Hay que cuidarse de dentro afuera y de fuera hacia dentro. ¿De dentro afuera? Con alimentación sana, evitando los productos ultraprocesados e intentando comprar alimentos de temporada, que sean locales para evitar conservantes químicos. Si bebes alcohol tiene que ser con mucha moderación. Y hago deporte, siempre me ha apasionado, he sido nadadora de pequeña y he hecho balonmano. 

Como feminista, ¿existe 'feminismo tradicional' y 'feminismo femenino' o 2.0?
El feminismo es un movimiento que tiene unas bases únicas y no hay más: es la búsqueda de una sociedad más justa e igualitaria, sin violencia hacia la mujer. Para mí esa es la base pero es verdad que hay contaminación de fuera y puede que dentro del propio movimiento se genere debate y aparezcan diferentes puntos de vista. 

Última pregunta, ¿qué sientes al ver a tu hija, Ava, debutar como modelo de Zara
A Ava le gusta el tema de la moda y de la actuación. Surgió esta oportunidad y la ha disfrutado mucho, ha sido una experiencia muy bonita. En mi caso, que mis hijos se dediquen a esta profesión, no tiene por qué ser delante de las cámaras, puede ser detrás dirigiendo o fotografiando, me encantaría y allí estaré yo tratando de transmitirles lo que sé. Pero lo importante es que ellos elijan su propio camino.  

Ava Salazar , la hija de Paz vega, debuta como modelo en la web de Zara  | D.R.

 

Relacionados