Cómo hacer helados cremosos, con 100% fruta y bajos en calorías | UNSPLASH

Cómo hacer helados cremosos, cien por ciento naturales y bajos en calorías

Se trata de un postre sano y delicioso para hacer en cualquier momento este verano.

woman.es

Un helado saludable parece un oxímoron ¿verdad? ¿Cómo puede existir un helado que sea cremoso y dulce y que a la vez sea bajo en calorías? Existe y está más rico de lo que te imaginas. ¿El secreto? Es hecho en casa y tiene la lista de ingredientes más corta de la historia. Y es que ya sabes lo que dicen los expertos: escoge siempre alimentos que su etiqueta esté libre de aditivos y productos con nombres raros que no sabes qué quieren decir. En este caso, no tienes que preocuparte por eso, porque los productos los compras tú en la frutería o super más cercano. 

- Las terrazas de cinco restaurantes y bares madrileños en las que dar la bienvenida a la fase 1

- La tarta de melón de Paula Ordovás sin azúcar ni harinas que es perfecta para comer algo dulce y fresquito este verano

El secreto de este helado cremoso está en la leche de coco. Está es rica en fibra, vitaminas C, E, B1, B3, B5 y B6. Además contiene minerales como el hierro, selenio, sodio, calcio, magnesio y fósforo. A diferencia de la leche de vaca, la leche de coco no tiene lactosa y lo mejor, es baja en grasa. Aún así es capaz de dar esa textura cremosa que tanto buscamos en un helado, sobre todo ahora que ya ha comenzado el calor. 

Cómo hacer helados cremosos, con 100% fruta y bajos en calorías. | UNSPLASH

Pero, si prefieres una versión más protéica de este helado, puedes sustituir la leche de coco por yogurt griego, bajo en grasa y sin azúcar.

Los ingredientes:

- Trozos de fruta de tu elección (puede ser mango, fresas, moras, plátano, papaya...)

- Leche de coco / yogurt griego (la cantidad varía según los trozos de frutas que pongas)

Paso a paso

Lo primero que debes hacer es cortar tu fruta en trozos y meterlos al congelador. Debes asegurarte que la fruta esté bien congelada antes de comenzar con la preparación.

Luego con la ayuda de un procesador mezcla la fruta congelada con la leche de coco / yogurt. El secreto para que quede muy cremoso es ir añadiendo poco a poco el líquido. Por ejemplo, si colocas 6 fresas cortadas en el procesador, asegúrate que la leche ocupe un tercio del volumen de la fruta. Procesa o licua lentamente, luego revisa la textura, añade leche hasta que quede cremosa, no querrás que el helado termina convirtiéndose en un smoothie. Una vez hayas conseguido la textura cremosa, sirve y a comer. 

Sabe mucho mejor si lo comes recién hecho, pero si quieres también lo puedes meter al congelador, solo recuerda que antes de servirlo tendrás que removerlo bien y quizá necesite un poco más de leche/ yogurt.

Como ves se trata de una receta muy fácil, saludable, baja en calorías y totalmente natural y lo mejor de todo es que la tendrás lista en menos de 5 minutos. 

 

Relacionados