Rocío Carrasco rompe a llorar en el plató de  ‘Rocío, contar la verdad para seguir viva’.  | D.R.

Rocío Carrasco cuenta su versión sobre la discusión más fuerte con su hija Rocío Flores y por la que acabó en el hospital

La hija de Rocío Jurado aclaró cómo fue la pelea que tuvo con su hija Rocío Flores. “A mí me estaba pegando una paliza otra persona que no era la niña, era su padre”, contó Rocío Carrasco durante la entrevista en el plató de ‘Rocío, contar la verdad para seguir viva’ que emitió Telecinco el miércoles pasado. 

Woman.es

Siete episodios de ‘Rocío, contar la verdad para seguir viva’ han sido suficientes para que Rocío Carrasco decidiera sentarse en un plató en directo y dar la cara sobre los temas más controvertidos que se han tratado hasta el momento durante la docuserie. Rocío Carrasco analizó también la enorme repercusión social, política y mediática que ha generado la serie documental y aclaró las posibles dudas que hayan podido surgir a raíz de su testimonio. Uno de ellos y el que más interés generaba, la paliza que le propinó su hija Rocío Flores. 

- Cinco claves para conocer a Olga Moreno, el apoyo incondicional de Antonio David Flores tras su ruptura con Rocío Carrasco

- El episodio más escalofriante en la vida de Rocío Carrasco

Rocío Carrasco llegó al plató emocionada tras escuchar a Blas Cantó interpretar una de las canciones más famosas de Rocío Jurado ‘Como las alas al viento’. Aquello solo acababa de empezar porque la noche estuvo cargada de sorpresas. 

Aunque en capítulos anteriores Rocío Carrasco se había deshecho en halagos hacia su hija con palabras como “era una niña muy buena, una belleza, era una niña maravillosa y que moría con su madre”, en esta ocasión relató el capítulo más duro de la relación entre ambas y desde el que no se han vuelto a ver. Ocurrió el 27 de julio de 2012 y Rocío Carrasco acabó en el hospital y un año después en un documento del juez del caso quedó “probado que la menor ha venido atentando contra la paz familiar” durante tres años de malos tratos. 

“Ese día pasa que Rocío me agrede y yo termino en un hospital. Es algo que sabe, que se ha sabido públicamente, pero quiero decir una cosa: Rocío llega a ser verdugo porque antes ha sido víctima. Y ha sido víctima más vulnerable que yo. Quiero que eso quede claro. Quiero pedir públicamente a las personas que la atacan por lo que ella realizó en ese momento de su vida, que no la culpen. Ella no tiene la culpa”, aclaró Rocío Carrasco sobre la paliza que le propinó su hija y por la que acabó en hospital. Y continuó: “a mí me estaba pegando una paliza otra persona que no era la niña, era su padre”.

“Papá, ya está hecho”, le espetó Rocío Flores a Antonio David Flores

Era verano y Rocío Carrasco había apuntado a su hija a un cursillo para que recuperara las asignaturas que había suspendido. Como cada día, y también el día de la pelea, la niña, que entonces tenía 15 años, se montó en el coche que la llevaba a sus clases y llamó su padre desde un teléfono móvil y pronunció la frase que nunca se le olvidará a Rocío Carrasco: “papá, ya está hecho”. 

Rocío Carrasco cuenta cómo fue la paliza que le propinó su hija Rocío Flores | D.R.

“Tuve que narrar lo que ocurrió. Tuve que narrarlo dos veces. Ella me denunció a mí por maltrato habitual. Mi hija me pega, se monta en un coche que yo le tenía puesto para que fuera al curso de verano y según se sube, saca un móvil, descuelga el teléfono y habla con su padre. ‘Papá ya está hecho’, dijo mi hija. De ahí se fue al colegio y después fueron a buscarla unos amigos de su padre para luego ir con su padre para ir a la Guardia Civil para denunciarme. Cuando me dicen que vaya a declarar. En ningún momento ella se preocupó por mi estado”, relató dolida la hija de Rocío Jurado sobre Rocío Flores. Como contó la propia Rocío Carrasco, fue el chófer, que actuó como testigo de los hechos, quien reveló cuál había sido el comportamiento de la hija de Rocío Carrasco y Antonio David Flores tras el altercado y quien escuchó la conversación con el ex guardia civil. 

De momento, madre e hija no han vuelto a hablar, a pesar de que Rocío Flores ha intentado contactar con su madre quien ha aclarado que no se encuentra preparada y que los profesionales que la trata (psiquiatra, psicólogo y médicos) no se lo recomiendan. El día que eso ocurra, según Rocío Carrasco,  será a puerta cerrada.