Meghan Markle con vestido rojo. | Gtres

Así será la baja por maternidad de Meghan Markle tras el nacimiento de Lili

Al contrario de lo que hicieron con su primer hijo, Archie, los Duques de Sussex si tienen intención de disfrutar de 20 semanas de  baja tras la llegada al mundo de la pequeña Lili. 

Julia García

El pasado 4 de junio venía al mundo en el Hospital Santa Barbara Cottage en Santa Barbara (California) la pequeña Lilibet "Lili" Diana Mountbatten-Windsor, la segunda hija de Meghan Markle y el príncipe Harry. "Lili se llama así por su bisabuela, Su Majestad la Reina, cuyo apodo familiar es Lilibet.

Su segundo nombre, Diana, fue elegido en honor a su amada abuela, la princesa de Gales", rezaba el comunicado emitido por la fundación Archwell, que fue la encargada de anunciar la feliz noticia y de recoger el mensaje de los felices padres: “Ella es más de lo que podríamos haber imaginado, y seguimos agradecidos por el amor y las oraciones que hemos sentido en todo el mundo. Gracias por su continua amabilidad y apoyo durante este momento tan especial para nuestra familia".

Los Duques de Sussex ya eran padres de un niño de dos años de nombre Archie cuyo nacimiento y todo lo que le rodeó no tuvo nada que ver con el de su hermana Lili. Para empezar porque se produjo en Londres y fue la Casa Real quien anunció que Meghan Markle se había puesto de parto tan solo unas horas antes de que el príncipe Harry apareciera ante los medios para confirmar la llegada al mundo de su primogénito.

El príncipe Harry estaba completamente encantado con la llegada de su primer hijo. | Steve Parsons / GTRES

"Estoy muy emocionado de anunciar que Meghan y yo tuvimos un bebé esta mañana, un bebé muy sano. Es maravilloso, estoy absolutamente encantado. Estamos muy agradecido por todo el cariño y el apoyo que nos han mostrado. Ha sido la experiencia más increíble. Jamás habría podido imaginar cómo lo hacen las mujeres. Lo que hacen es incomprensible. Estoy increíblemente orgulloso de mi mujer", contó entonces el hijo de Diana de Gales y el príncipe Carlos a los periodistas que acudieron a las puertas de su residencia británica. 

Dos días después de aquello, el matrimonio presentó en sociedad al niño y desveló su nombre, y dos meses después tuvo lugar el bautizo ante la presencia de solo 25 invitados entre los que no se encontraba la Reina Isabel II por tener que cumplir con otros compromisos de agenda. 

La baja por maternidad y paternidad

Además de llevar todo de manera mucho más íntima que con su primer hijo, otra de las cosas que va a cambiar con respecto a entonces es que ahora sí disfrutarán ambos de la baja por el nacimiento de Lili como les hubiera gustado hacer entonces. Cuando Archie fue quien vino al mundo, el matrimonio aún formaba parte de la Casa Real y el príncipe Harry tuvo que viajar hasta los Países Bajos para inaugurar los Invictus games tan solo dos días después y Meghan Markle tuvo que quedarse sola en Inglaterra, aunque ella si estuvo cuatro meses sin aparecer en ningún acto oficial. 

Ahora, medios como The Telegraph aseguran que los duques de Sussex se acogerán a las 20 semanas a las que todo el personal de Archwell, la organización que presiden, tiene derecho, un periodo de tiempo que es superior al que la mayoría de madres y padres pueden permitirse en Estados Unidos. 

No sabemos si tendremos la oportunidad de verles antes y de conocer a la pequeña Lili pero sí que se espera que el príncipe Harry acuda a la inauguración de una estatua en homenaje a su madre Diana de Gales en el palacio de Kensington por el que hubiera sido su 60º cumpleaños, cuando coincidirá con su hermano Guillermo tras haberse visto en el funeral por su abuelo, el Duque de Edimburgo.