El traje de chaqueta de Stradivarius que ha despertado la "blazermanía" de la blogera. | lauraescanes / INSTAGRAM

Laura Escanes muestra su barriga postparto en Instagram

"Igual que os enseñé el progreso de mi embarazo y mi barriga, os dejo aquí una foto del postparto", ha escrito. 

Clara Hernández | Woman.es

Aproximadamente una semana después de haber dado a luz a la pequeña Roma, Laura Escanes ha querido compartir con su casi millón y medio de seguidores en Instagram la imagen de su cuerpo postparto. Así, la influencer aparece en ropa interior frente a un espejo y de semiperfil para mostrar bien las huellas de su todavía reciente embarazo, que son un vientre aún abultado. 

"Igual que os enseñé el progreso de mi embarazo y mi barriga, os dejo aquí una foto del posparto. Echo un poco de menos mi barriguita", ha escrito jutno a la imagen, donde además se le ve rostro de cansada. 

Sus seguidoras han sido las primeras en felicitarla por representar "a todas las mamis", con sus ojeras y su tripa. También aseguran que está "preciosa" e "increíble", le dicen que se "recuperará pronto, ya verás". "Ahora con calma, irá regresando a su ser. Bonita eres", le ha dicho Estefanía Unzu (la popular Verdeliss), una experta en maternidad, ya que tiene siete hijos. Com ella, son muchas quienes le han recomendado "tranquilidad" y que no se obsesione con la idea de recuperar su peso de preembarazo rápidamente. 

Esto refleja la preocupación que existe entre muchas mujeres por recuperar cuanto antes su cuerpo tal y como era antes del embarazo, aunque los expertos advierten que eso lleva un tiempo. De hecho, lo normal es que, después del parto, la barriga tenga una apariencia de un embarazo de seis meses, aunque es algo más flácida que entonces. También suelen permanecer unos meses las estrías y la línea nigra, que recorre el centro del abdomen. 

En una de las últimas fotos de su Instagram, Laura Escanes posa en lencería para presumir de su barriguita de 40 semanas de embarazo.  | @lauraescanes / INSTAGRAM

Hay que saber, para empezar, que el útero tarda unas semanas en contraerse, y también los músculos abdominales en volver a su lugar. Ello, unido a la gran transformación que experimenta el cuerpo en unos pocos meses, hace que sea habitual tener barriguita tras el parto.

La genética, el deporte, la complexión física, la alimentación o el número de kilos que hemos engordado en el embarazo son cruciales para que el proceso de volver a nuestra antigua apariencia sea más o menos sencillo. 

En los últimos tiempos, son muchas las modelos e influencers que se han animado a mostrar sus estrías o los cambios físicos propios de las mamás recientes para reivindicar la naturalidad de sus cuerpos frente a los estrictos cánones de belleza que señalaban con sorpresa a Kate Middleton cada vez que abandonaba el hospital tras dar a luz por su barriguita, o a Meghan Markle, que luce algún kilo más respecto su antiguo peso. 

La modelo Ashley Graham es una de ellas: con una valiente foto en la que mostraba sus estrías y su piel fruncida sin trampa ni cartón, logró el aplauso de Instagram al recordar que cualquier cuerpo es bello, con heridas de guerra incluidas. 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

same same but a little different

Una publicación compartida de A S H L E Y G R A H A M (@ashleygraham) el

También Chrissy Teigen rompió tabús mostrando estrías y un abdomen abultado tanto en 2016, tras el nacimiento de su hija Luna, como en 2018, con su segundo parto. "Mis muslos tiene afluentes",. comentó una vez con humor sobre sus piernas. 

Relacionados

-->