Laura Escanes con su hija Roma. | Instagram @lauraescanes

Laura Escanes cuenta los detalles del parto de Roma dos semanas después de dar a luz

La influencer ha respondido a las preguntas de sus seguidores. 

Woman.es

Es muy loable la forma en la que Laura Escanes ha llevado la comunicación con sus seguidores a través de Instagram desde que nació Roma, su primera hija. Lo es porque se ha alejado de esa imagen de universo paralelo donde todo es idílico que en muchas ocasiones parece la red social; ella, en cambio, ha preferido exponer su experiencia con naturalidad y sinceridad, tanto con las palabras que ha ido compartiendo como las fotografías que ha subido desde que dio a luz; como por ejemplo la galería en la que incluyó una foto durante la fase de dilatación, previa al alumbramiento, y también la foto posterior en la que mostraba sin complejos su tripa en pleno posparto

Siguiendo esta línea de máxima transparencia, en un ejercicio que es todo un intento por mostrar la maternidad tal y como es, con lo buenísimo que tiene y también con lo negativo, la influencer ha querido responder a las preguntas que sus seguidores le han hecho llegar acerca de los detalles del parto y sus sensaciones tanto antes como después.

Lo ha hecho a través de los stories de Instagram, la cual suele utilizar a menudo como forma directa de comunicación con sus fans. 

"Una de las cosas que hizo que un parto bueno es que estaba muy tranquila y relajada", comienza respondiendo la catalana a una seguidora que le pregunta si sintió miedo y tanto dolor como imaginaba. "No tenía miedos", continúa explicando Escanes, que reconoce haber "disfrutado de todo el parto muchísimo". La clave, según sus palabras, es que se había informado mucho previamente y había resuelto todas sus dudas con su ginecóloga. 

Stories de Laura Escanes en el que da detalles de cómo se sintió durante el parto de Roma. | Instagram

Pese a la seguridad con la que entró en el hospital, donde por cierto no pasó mucho tiempo teniendo en cuenta que fue un parto de primeriza -ha dicho en otro stories que entró a las 5 de la tarde por rotura de bolsa y que Roma nació a las 23:52 de ese mismo día-, la instagramer ha reconocido que el dolor durante las contracciones finales fue "el más fuerte que he sentido nunca", hasta el punto de haberse desahogado en ese momento diciendo que "no quería tener más hijos". 

Eso sí, termina su exposición con una reflexión madurada una vez acabó todo que es la mejor prueba de que, como a tantas otras madres, le mereció y mucho la pena pasar por ello: "Lo volvería a pasar una y otra vez", le ha dicho a su seguidora a modo de conclusión. 

Además de esta referencia detallada del parto, es muy interesante una segunda respuesta que la joven barcelonesa ha dado a otro follower, en este caso sobre el posparto. "¡De momento bien! Los primeros días fueron más duros y estaba más sensible. Una revolución hormonal inmensa", reconoce Escanes en dicho stories, antes de comentar que la recuperación física está siendo óptima, lo que también ayuda a que lleve mejor las sensaciones durante el posparto: "Físicamente me encuentro muy bien y la recuperación está siendo rápida. Gané unos 16 kg durante el embarazo y he perdido casi 12 kg hasta ahora". 

Laura Escanes responde a una seguidora a través de un stories qué tal está yendo el posparto después de dar a luz a su hija Roma. | Instagram

Nos alegra leer que no solo está feliz Laura Escanes por haber traído a este mundo a su pequeña Roma en lo que reconoce como "el mejor día de mi vida", sino también por el hecho de que esté llevando de una forma tan positiva, en lo mental y en lo físico, las dos semanas posteriores al parto, que siempre son las más delicadas para cualquier mujer que da a luz.

A juzgar por sus palabras, ojalá todos los pospartos fueran como el suyo. Seguro que muchas mujeres firmarían, tanto las que desgraciadamente no han tenido la misma suerte como las que imaginan cómo será el suyo cuando les toque pasar por ello. 

Relacionados

-->