Melania Trump y Donald Trump en la convención nacional republicana en Baltimore. | gtres

Si tienes una boda y no sabes qué ponerte, fíjate en el vestido fucsia de Melania Trump porque es el look de invitada perfecta

Es un referente infalible para ocasiones formales. 

Woman.es

Lo bueno de la moda es que se puede aprender estilo de cada una de las mujeres que se cruzan por nuestro camino porque es precisamente de la variedad de donde más rédito se puede sacar en cuestión de consejos.

Por ejemplo, puede que el estilo de Melania Trump te parezca excesivo, demasiado formal o encorsetado para tu gusto -muchos son prejuicios- a la hora de vestir y ya por eso no prestas atención a su magnífico buen gusto y su tremendo vestidor. Luego, cuando toca buscar inspiración para un día de trabajo con varias reuniones en las que toca subir un poco el listón del outfit o para una ocasión formal, como puede ser una boda a la que asistirás como invitada, al no tenerla en el radar no caes en la cuenta de que sus looks te pueden dar alguna de las mejores pistas para resolver la papeleta. 

Ejemplos en la hemeroteca de looks de la primera dama de Estados Unidos hay decenas. Pero lo bueno de que sea una mujer que ocupa un puesto de mucha relevancia y visibilidad es que no hace falta viajar muy atrás en el tiempo para encontrar outfits impecables de invitada. Sin ir más lejos, nos ha regalado otro más, y no es uno cualquiera, en su última aparición pública junto al presidente Trump.

El fucsia, color elegido por Melania Trump en su última aparición. | Gtres

En la Conferencia Nacional República, gran evento del partido que lidera su esposo, Melania ha cambiado radicalmente de estilo en menos de 24 horas. Del look militar de Alexander McQueen ha pasado a un vestidazo midi de cocktail en color fucsia de Jason Wu, diseñador canadiense nacido en Taiwán.

Se da la casualidad de que el joven creador con base en Nueva York es uno de los favoritos de Michelle Obama, a la que la propia Melania tomó el relevó como primera dama del país de las barras y las estrellas. Jason Wu es, por lo tanto, una de los primeros puntos de encuentro entre dos de los máximos referentes femeninos de Estados Unidos, personajes antagónicos por muchos detalles que, sin embargo, comparten el gusto por las creaciones de uno de los grandes talentos de la moda que se crea al otro lado del Atlántico.  

La pieza, de escote cerrado, tejido fruncido y sin mangas, destaca también por el contraste que produce el vuelo de la falda con la cintura ajustada y marcada gracias a dos lazos de terciopelo en color negro que decoran esta parte de la pieza. Melania, que no da puntada sin hilo en cuestión de estilo, ha aprovechado ese detalle negro para combinarlo con los zapatos, unos elegantes stilettos de Manolo Blahnik

Impecable de nuevo Melania, como siempre.