Cómo conseguir unas manos hidratadas y perfectas durante el invierno. | Matteo Scarpellini / IMAXTREE

Manos hidratadas y perfectas durante todo el invierno

Son una de las zonas que más sufren las bajas temperaturas. Grietas, deshidratación, irritaciones… Te contamos cómo librarte de ellos mientras sigue el frío.

Cristina Martín Frutos | Woman.es

Dicen que las manos nos delatan. Su aspecto (manchas, arrugas, flacidez…) evidencia nuestra edad. Y, además, se suele decir que hablan por nosotros. Sin embargo, ¿cuidas tus manos de la misma manera que tu cara o pelo? Probablemente no vayas más allá de aplicarte crema hidratante. Pero has de saber que esta zona del cuerpo, la más expuesta a las agresiones externas -frío, aire, agua, rayos UV o detergentes- necesita recibir cuidados especiales a diario. 

Mencionábamos la crema. El asunto es que no nos vale cualquiera. Muchas veces aprovechamos la hidratante corporal para extendernos un poquito por las manos, pero los expertos recomiendan usar una específica. La razón es el tipo de piel: mucho más fina y con menos lípidos, lo que hace que se conserve peor la humedad que otras partes del cuerpo. ¿Lo mejor? Optar por fórmulas con ingredientes ultra hidratantes como la manteca de karité, la vitamina E, el ácido hialurónico, la vaselina o el extracto de miel. 

- ¿Por qué tienes que usar SPF si vas unos días a la nieve?

- ¿Qué tienen esos productos todo terreno que lo mismo sirven para calmar rojeces, que para hidratar, lograr un efecto glow o reducir la inflamación y el dolor cuando nos damos un golpe

La rutina de cuidados no ha de quedarse ahí. Existen sérums, mascarillas y bálsamos de gran utilidad cuando aparecen irritaciones o problemas recurrentes. También puedes recurrir a un exfoliante suave una vez a la semana. Otro gesto SOS es comprarse unos guantes de algodón -se venden en farmacias- y dejártelos puestos durante la noche tras aplicar la crema. Crean un efecto oclusivo que intensifica la acción de la hidratante y evita la descamación y las grietas. 

Por el contrario, para mantener la piel de las manos sin irritaciones, evita el agua muy caliente, los jabones agresivos y las cremas con ingredientes ácidos (glicólio, retinoico). También has de tener cuidado con la lejía y otros productos de limpieza. Y, ante la duda, ponerte guantes. Por último, no te olvides de aplicar SPF. Una costumbre obligatoria si tienes pensado ir a la nieve o a hacer trekking por la montaña y más que recomendable diariamente, ya que es la herramienta más efectiva contra las manchas. 

El mundo de los cuidados para manos no se limita a la cosmética. En las clínicas de medicina y estética y de dermatología cuentan con tratamientos específicos para la zona. Sus objetivos: combatir las manchas, suavizar arruguitas y luchar contra la flacidez, principales problemas estéticos en esta parte del cuerpo. 

El protocolo Manos Sublimes de LPG aúna dos masajes: uno mecánico con el cabezal de micropulsaciones Ergolift y otro manual profundo. Así se consigue un extra de firmeza cutánea y mayor hidratación. Se recomienda seguir ocho sesiones. (30 €/sesión, centros en Endermologie)

Entre los clásicos, el IPL o luz intensa pulsada. Esta tecnología consigue difuminar manchas, disimular venitas y mejorar la textura de la piel. Pueden ser necesarias dos sesiones (210 €/un., en Clínica Mira + Cueto

Por último, los pinchazos también funcionan en las manos. Es habitual infiltrar hidroxiapatita cálcica (Radiesse) para rellenar surcos. Es un tratamiento ideal a partir de los 50 años, y la doctora Mar Lázaro lo combina en su consulta con IPL en su tratamiento Redensificante (350 €, Mar Lázaro).

 

Relacionados

-->