Productos antimanchas. | Szymon Brzoska / IMAXTREE

Los productos para decir adiós a las manchas del verano en la piel del rostro

Es difícil acabar con ellas para siempre, pero si quieres atacarlas este es el mejor momento para tomar cartas en el asunto. Te contamos cómo

Cristina Martín Frutos | Woman.es

Seguro que conoces las cremas antimanchas para prevenir y dismular las manchas que aparecen en la piel del rostro durante el verano. 

Si septiembre no era ya lo suficientemente complicado -hola rutina, adiós días de playa y terraceo eterno…-, es bastante frecuente traerse también alguna mancha de 'recuerdo'. Las que aparecen en la cara son las que más nos quitan el sueño: "Le preocupan al 72% de las mujeres entre 20 y 70 años", estima la farmacéutica Esther Sansi. 

Pero, ¿por qué después del verano son tan evidentes?  "Las cremas solares no nos protegen un 100% de las radiaciones UV y, por tanto, a pesar de usarlas, siempre se provoca una estimulación en la producción de melanina lo que acentúa las manchas existentes o aparecen otras", explican desde la Fundación Piel Sana, de la Academia Española de Dermatología. 

Para tratarlas, lo primero es que el médico o dermatólogo diagnostique ante qué tipo de mancha nos encontramos. Existen muchas clases (postinflamatorias, queratosis, lunares, vitíligo, pecas…), pero las más habituales y que se desencadenan por la exposición solar son los léntigos. Tienen un color marrón clarito, que se oscurece tras el verano, y suelen aparecer en la cara, dorso de las manos, hombros, escote o brazos y se encuentran en la epidermis, es decir, son superficiales. Se incrementan a partir de los 40. 

Pero no son las únicas hiperpigmentaciones que nos recuerdan que nos hemos pasado con el sol. El melasma, esa coloración oscura en la zona del bigote, las mejillas o la frente, también se acentúa ante el astro rey. "Sin embargo, su origen está ligado sobre todo a cambios hormonales, aunque también es común entre quienes toman la píldora o sufren alteraciones tiroideas", señala la doctora Gema Pérez Sevilla. "Al instalarse más profundamente, en la dermis, son más rebeldes a la hora de eliminarlas", añade. 

Identificado el problema, veamos las soluciones. Las hay cosméticas y también de medicina estética. "Si vamos a realizar tratamiento con cremas se puede realizar ya, pero insistiendo en las medidas de fotoprotección durante el día (aunque no vayamos a la playa o piscina). Si el es con láser, habría que esperar hasta que haya pasado al menos un mes tras la última exposición solar intensa, para no estar nada bronceados", aconseja el dermatólogo José Luis Ramírez Bellver, de Clínica Dermatológica Internacional. En cualquier caso, hay que tener claro es que al estar tan relacionadas con la exposición solar “tanto el melasma como los léntigos pueden reaparecer meses o años tras el tratamiento, aunque no hay problema en volverlos a tratar”, apunta el doctor. 

Antimanchas y despigmentantes en crema: El doctor Ramírez Bellver recomienda fórmulas que incluyan "ácido kójico, hidroquinona, vitamina C o, más recientemente, con ácido tranexámico". Deben utilizarse con prescripción y supervisión médica para evitar irritaciones. 

En la farmacia también hay soluciones despigmentantes, menos concentradas, para aplicarse en casa y tratar manchas localizadas. Lo que sí es importante es usarlas de noche y no olvidarse del protector solar. Otra opción son los cosméticos que unifican el tono, de tal manera que van regulando el exceso de melanina y dejan la piel más luminosa. 

Un último tip de la farmacéutica Esther Sansi: "Para obtener resultados más rápidos y visibles siempre recomiendo usar una limpiadora que a la vez exfolie y vaya blanqueando la mancha. Así el producto aplicado penetra en capas profundas de la piel y es más eficaz".

En consulta: Los tratamientos con láser ofrecen grandes resultados. Para las manchas solares o léntigos, la doctora Gema Pérez Sevilla apuesta por los de tipo Q-Switched, “muy efectivos en tan solo una o dos sesiones (desde 150 euros cada una)”. Ella usa el láser Q-Switched Synchro QS4 de Deka, muy preciso. "Tras su aplicación se genera una pequeña costra que se desprende en una semana. Es imprescindible no tomar el sol y utilizar SPF". 
Con este mismo tipo de láser también se puede tratar el melasma hormonal. La doctora lo combina con cremas despigmentantes y un peeling suave. En este caso, se requieren entre dos y cuatro sesiones (200 € cada una). El láser fraccionado no ablativo, y combinado con sustancias tópicas, es otra buena opción, según el doctor Ramírez Bellver.
Según el caso puede ser también interesante apostar por la Luz Pulsada (IPL). En el Instituto de Benito se acompaña de un peelíng químico (450 euros) y recomiendan tres sesiones como mínimo.

Por último, si se busca uniformar el tono y dar luz, sin centrarse en hiperpigmentaciones concretas, existe otra alternativa. Se trata de Prostrolane Blanc B, un concentrado que regula la melanina (responsable de las manchas) y que se infiltra con pequeñísimas inyecciones. En Centros Único (desde 350 € sesión, centrosunicos.com) recomiendan entre dos y tres sesiones. 

 

Relacionados

-->