Juana Acosta en el Festival de cine de Sitges. | Gtres

El maquillaje parisino de Juana Acosta es todo lo que necesitas para las noches de otoño

Eyeliner ultrafino y labios rojos, la combinación ganadora. 

Woman.es

 Si Juana Acosta pisa una alfombra roja conviene mantener los ojos bien abiertos porque sabes que algo bueno va a suceder. Y así ha ocurrido en el Festival de Sitges, donde la actriz ha lucido espectacular como le gusta a ella, arriesgando.

Lo ha hecho con un look 10 protagonizado por una maravillosa blusa repleta de plumas, en el que también tiene mucho que ver con el espectacular resultado final el maquillaje escogido para la ocasión por la colombiana.

Maquillada por Raquel Costales para Chanel, la miembro del jurado del certamen estaba radiante, con un equilibrio perfecto entre elegancia y sensualidad. Un aire parisino de lo más irresistible que no puede ir mejor para un estilismo de noche como el suyo.

Juana Acosta con maquillaje de noche basado en labios rojos y eyeliner ultrafino. | Gtres

Nada de brillos en exceso ni colores despampanantes, destaca sobre todo del make up look la iluminación concentrada en la zona de la tez y la mirada penetrante que ya de por sí es natural en Juana Acosta, pero que acentúa y da profundidad todavía más si cabe gracias al trabajar un poco en la cuenca del ojo con sombra marrón, dar aún más luz a la mirada al usar un khol en color nude y a la aplicación de un eye liner muy fino a ras de las pestañas.

Le liner de Chanel. | D.R.

Como colofón, labios en color rojo que nunca fallan. En concreto, la artista luce el labial Rouge Allure Ink de la firma francesa, que en opinión de la maquilladora Raquel Costales es ideal para usar con mascarilla porque “ni se mueve ni mancha”, mientras que la base utilizada para conseguir ese efecto tan luminoso en la tez es la nueva Les Beiges Teint belle Mine Naturelle.

Sobre ella, Costales indica que “aporta una luminosidad increíble gracias a su plus de hidratación y a la vez cubre un poco pero sin tapar la piel. La deja fresca y perfecta sin manchar nada”, con un toque de rumor sobre las mejillas para aportar naturalidad al resultado final.