Blanca Padilla con maquillaje de ojos rojos de Givenchy. | Givenchy

¿Aún te resistes al eyeliner rojo? Con estos trucos, caerás en la tentación de esta tendencia de maquillaje

Si te parece demasiado atrevido, estás equivocada. Las sombras y delineados en rojo son perfectas para el día a día. Solo tienes que aprender a usarlas según la ocasión. 

Cristina Martín Frutos | Woman.es

"El color rojo representa el poder, la feminidad, la sensualidad, la vulnerabilidad y la inocencia. Es todo lo que una mujer debería ser y más". Así define Lucia Pica, directora creativa global de maquillaje de Chanel, este tono que la obsesiona desde siempre y que ha convertido en protagonista de las últimas colecciones de color de la maison. Ella es una de las responsables de que el liner rojo y las sombras en todas sus declinaciones –carmín, granate, burdeos…- se hayan instalado en nuestro día a día.   

- Sombras rojas, el secreto del maquillaje perfecto de Margot Robbie

- Kristen Stewart también dice que las sombras rojas serán LO MÁS este otoño

En la pasarela lleva ya un par de temporadas reclamando su lugar. Y entre las celebrities se ha convertido en un recurso muy habitual, tanto para sus looks de día como los más sofisticados de noche. La cuenta de Instagram de la makeup artist Jo Baker (@missjobaker), artífice de los maquillajes más interesantes de las alfombras rojas, es una mina para inspirarse. Veamos ahora varias opciones para apuntarte a esta tendencia sin miedo. 

Liner rojo, el toque sutil. Según Lucia Pica, "el eyeliner en este color atrapa la luz y hace que los ojos se vean más brillantes, al tiempo que aporta un halo de misterio en la mirada". A la hora de escoger la tonalidad –porque, ¿cuántos rojos existen?- la maquilladora Cristina Lobato propone "los más vivos para las chicas rubias con ojos claros". Mientras que los más intensos y oscuros, tipo burdeos o granate "sientan mejor a las morenas y de ojos oscuros". Otro aspecto a tener en cuenta es el tipo de herramienta: delinear el ojo con un lápiz te permitirá difuminar la raya, algo perfecto para iniciarte en el mundo de las miradas en rojo. Los liners en gel o de tipo tienen un acabado más rotundo, que quizá te resulte más interesante para llevar de noche. Los looks nocturnos también admiten rabillos tamaño XXL, no tanto de largura como de grosor. Jo Baker es fan de este efecto que ha probado recientemente en la actriz Karen Gillan (Jumanji).

Eyeliner rojo en Guy Laroche FW19. | Alessandro Zeno / IMAXTREE

Juego de sombras. Si eres de las que prefieres jugar con las sombras, tienes también muchas opciones para probar con una mirada roja. Ya que este tono empasta muy bien con cualquier tono de piel. Cristina Lobato recomienda crear un ahumado muy ponible: "Primero aplica la sombra en rojo en el párpado móvil difuminándola bien, y oscurece la cuenca con un marrón oscuro. Después delinea las pestañas con un eyeliner en granate (si quieres también las inferiores, hazlo pero no en la zona interior de la línea del agua). Difumina todo bien con un pincel para integrar y sella la zona del liner con otra sombra rojiza". Para completar el look: colorete en melocotón y labios hidratados. "Aunque si es de noche, atrévete con un rouge mate", añade Lobato. Eso sí, en ningún caso te olvides de la máscara de pestañas, imprescindible para enmarcar y dar fuerza a la mirada. 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de CHANEL (@chanelofficial) el

Combinaciones ganadoras. Puede que estés entre las avanzadas que ya llevan tiempo experimentando con el rojo en la mirada. En ese caso, te proponemos que des un paso más y lo combines con otros colores. Par la noche, nada como el contraste con una sombra negra. Así lo hizo Jo Baker inspirándose en la hormiga red velvet… Aplica un tono rojo vibrante en todo el párpado móvil y marca la línea de las pestañas en negro. El efecto se completa aplicando sombra negra en la zona de la cuenca y difuminándola un poco hacia el exterior.
Otra mezcla muy interesante y primaveral es la que propone Givenchy. Liner rojo en pestañas superiores (o rellenando todo el párpado) y morado en las inferiores. También puedes dibujar con ellos dos finas líneas en paralelo. El efecto es de los más apetecibles. 

 

Relacionados