Kate Middleton con vestido color lavanda. | Gtres

El vestido color lavanda de Kate Middleton que escogerías como look de invitada

La Duquesa de Cambridge ha elegido un diseño de LK Benett que por su alegre tono, su original escote y su silueta es el perfecto candidato para ir a una boda en primavera. 

Julia García

Si se trata de lucir sobria y elegante, pocas mujeres en el mundo lo hacen como Kate Middleton. La duquesa de Cambridge tiene un don natural para ello, y eso hace que luzca de forma especial todo el abanico de prendas formales: especialmente los abrigos y los vestidos. 

Es el caso del diseño de LK Benett que la esposa del príncipe Guillermo ha presentado en el London School of Economics su nuevo proyecto, The Royal Foundation Center for Early Childhood, un espacio para la primera infancia que ahonda en uno de los temas en los que esfuerzos pone Middleton, los primeros años de vida. No en vano, hace pocos días trató sobre la educación en dicha etapa la reunión que mantuvo con la primera dama de los Estados Unidos, Jill Biden, en una cita previa a la reunión del G-7 en Cornualles. 

Para el evento, en el que Kate ha lucido radiante, la 'royal' inglesa ha lucido un precioso vestido que aunque en la tienda online describan como azul cielo casi podría ser lavanda y es la pieza ideal para ser la protagonista de un look de invitada de boda de tarde perfecto en esta época del año.  

Kate Middleton con vestido de LK Benett en color lavanda y paraguas arcoíris. | Gtres

De largo justo por encima de las rodillas, el vestido de la firma londinense, una de las favoritas de Kate Middleton, reúne tres detalles especiales sobre una base minimalista: el color, muy alegre, el original escote, a medio camino entre el de tipo caja y el escote corazón, y la silueta, de manga corta, hombros marcados y entallada en la cintura.

La duquesa de Cambridge ha optado por unos zapatos de tacón altísimos en color crudo y una selección de joyas entre las que se incluyen una llamativa pulsera dorada tipo brazalete de Halcyon Days, pendientes de diamantes y zafiros que una vez pertenecieron a Lady Di y dos collares -una cadena doble de oro de Spells of Love y un colgante de Astley Clarke- para acompañar a un vestido que ha lucido "desnudo", sin bolso ni chaqueta que la cubriera del típico clima británico de esta época. No le ha faltado, eso sí, el paraguas, que tampoco puede faltar si pones un pie en las islas británicas en esta época del año.

Ha acertado Kate al elegir un diseño arcoiris para este completo para protegerse de la lluvia en vez de por un diseño clásico. Así ilumina más si cabe la bonita creación de LK Benett que está a la venta en su tienda online por un precio de 225 libras, unos 260 euros. Desgraciadamente, eso sí, ya está agotado. Todo lo que toca (y se pone) Kate, lo convierte en oro.