Adriana Balcells, fundadora de MÁS34. | D.R.

Calidad, diseño y precio asequible: así es la marca de zapatos 'made in Spain' que ha conquistado a las 'celebrities'

Adriana Balcells, fundadora de MÁS34, nos revela los secretos del éxito de sus zapatos entre las 'celebs' e 'influencers' españolas ahora que la marca ha dado el salto a Estados Unidos. 

SILVIA VÁZQUEZ | WOMAN.ES

Hay una marca de zapatos que, desde hace meses, está por todas partes: se repite constantemente en las alfombras rojas de las 'celebs' españolas y todas las 'influencers' ya se han calzado alguno de sus pares. Paula Echevarría es una de sus mayores prescriptoras, pero esta firma de calzado ha conquistado también a Eva González, Nieves Álvarez, Malena Costa o Lara Álvarez por nombrar solo a unas pocas. Además, algunos de los rostros más conocidos de las redes sociales también han caído rendidos a su encanto: Mery Turiel, Rocío Osorno o María Frubíes son algunas de las 'instagramers' que ya se confiesan fans de sus diseños. Por supuesto, hablamos de MÁS34, una marca joven que lleva el 'made in Spain' por lema y se ha propuesto alzarse como una firma de referencia en el sector apostando por unir calidad y precios asequibles. Su fundadora, Adriana Balcells, nos cuenta cómo ha sido el camino recorrido para llegar hasta el éxito ahora que ha dado el salto a Estados Unidos y comercializa allí sus diseños. 

Diseños de MÁS34.  | D.R.

¿Cómo y cuándo surgió MÁS34?

Siempre he tenido fascinación por el mundo de moda. Decidí estudiar ADE en ESADE para tener una formación mas completa y poder especializarme a posteriori en la industria de la moda. Me fui a Milán a hacer un máster y empecé a trabajar en Ralph Lauren en seguida. Aprendí muchísimo pero no me sentía realizada.

MÁS34 nació de la sinergia de dos ideas. Por un lado, mi experiencia en Milán me enseñó que el prestigio “made in Italy” no solo era fruto de la calidad de sus productos sino de que lo sabían vender, se enorgullecían de ello y lo defendían hasta la saciedad. España se encontraba en plena crisis, y pensé que nosotros hacemos cosas increíbles pero el mundo no lo sabe, y que, si los jóvenes empezábamos a defender nuestra artesanía, a consumirla y confiar en ella, lograríamos aportar nuestro granito de arena.

Por otro lado, me costaba mucho encontrar zapatos bien hechos, de calidad, sin pagar dinerales. Estudié la cadena de valor y vi como si evitaba intermediarios, y de fábrica pasaban directamente al cliente, al final era posible venderlos a un precio medio.

Te sientes orgullosa de realizar un producto ‘made in Spain’, ¿qué inconvenientes y ventajas te has encontrado debido a esta etiqueta?

¿Sabes que el nombre MÁS34 viene del prefijo de España dado que todos los componentes y fabricaciones que empleamos son españolas? Las ventajas de esto son clarísimas: calidad, proximidad, misma cultura a la hora de trabajar (cosa que hace las cosas mucho mas fáciles), rapidez en la fabricación, en las muestras, en las entregas y, sobre todo, seña de identidad.

Me enorgullezco del 'made in Spain'. ¿Cómo vamos a exportarlo y darle valor si las marcas nacionales no apuestan por él? Me parece algo totalmente lógico. El único inconveniente es su coste. Cuando alguien se queja de que mis zapatos son “caros”, les digo que mi equipo trabaja 8 horas al día, tiene sueldos dignos, vacaciones, cotiza y paga sus impuestos… Todo ello, tiene un coste que debe imputarse al del zapato. Creo que un factor fundamental es la conciencia del consumidor: hasta que el cliente no le de el valor al producto nacional (creo honestamente que cada vez es mayor) las marcas grandes no apostaran por producir aquí.

MÁS34 en el 'street style'. | D.R.

¿Qué diferencia a MÁS34 de otras marcas de calzado?

Calidad, diseño y atemporalidad. Intentamos que la mujer se sienta segura, femenina y elegante sin perder la comodidad ni “arruinarse”. Sabemos que la mujer de hoy en día necesita desde un zapato cómodo para ir a hacer recados, a un 'stiletto' básico de tacón medio para ir a trabajar o una sandalia sofisticada para acudir a los eventos. Todo ello, ofreciendo un trato supercercano (para eliminar el miedo o la frivolidad de internet), y con total sinceridad con nuestra clienta. Prefiero que no compren la primera vez si no están seguras o si el zapato no se adapta a lo que necesitan antes que se queden en el armario sin estrenar. Porque al final, acaban volviendo sabiendo que, si les recomendamos algo, será porque les quedará bien y se lo pondrán.

¿Cuánto trabajo hay detrás de cada línea de zapatos? ¿Sigues personalmente todo el proceso o te encargas de alguna parte puntual?

Cada dos meses bajo a Elda (Alicante), teniendo bastante claro los diseños que quiero crear. Junto con mi jefe de fábrica nos recorremos decenas de artesanos de la zona y buscamos materiales, tacones, plantas nuevas que podamos emplear para su fabricación. Desarrollamos siempre nuestras propias hormas y llegamos a hacer hasta 10 prototipos antes de dar con lo que exactamente buscamos. Yo misma llevo tres días seguidos cada uno de ellos. No se lanza nada a producción hasta que no damos con lo que estamos buscando exactamente.

Muchas 'celebrities' e 'influencers' llevan tus diseños, ¿qué sientes cuando recomiendan tus diseños ante miles de personas?

Me hace muchísima ilusión, sobre todo cuando veo a personas a las que admiro. Pero lo que más me entusiasma es ir por la calle y ver a mujeres con mis diseños o ver como me etiquetan o envían mails agradeciendo nuestro trato y nuestra comodidad.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Paula Echevarria (@pau_eche) el

Aunque MÁS34 tiene todo tipo de diseños, parece que los 'stilettos' son tu gran pasión, ¿qué tiene de especial este zapato?

Creo que es el fondo de armario que toda mujer debe tener. Es elegante, sofisticado y superversátil. Tenemos diez modelos distintos, siete alturas de tacón y 120 referencias. Hay uno para cualquier tipo de mujer.

¿Cómo ha sido la acogida de la marca en Estados Unidos? Nos cuentan que vas a cambiarle el nombre por el tuyo propio.

Antes incluso de haber hecho ningún tipo de publicidad en el país empecé a vender muchísimo 'online' pese a sus altos costes de envío e importación. Hace exactamente un año, me contactó un estadounidense que confiaba mucho en la marca y quería ayudarme a establecerme en su país. Desde entonces se ha convertido en un socio perfecto y pese a que hace solo hace dos meses que entramos en el país (vendemos en tiendas multimarca y a través de la web), la acogida ha sido excelente. 

Lo del cambio de nombre vino porque mi socio contrató a una agencia de 'branding' americana y le dijeron que mi nombre tenía mucha fuerza y personalidad, cosa que no me había planteado jamás. Me gustó la idea, pero me parecía que era romper demasiado con nuestra esencia así que decidimos lanzarla uniendo ambos conceptos. El futuro dirá si acaba siendo solo Adriana Balcells en América.

¿También planeas cambiar el nombre de la marca en España?

En absoluto. Siempre he querido diferenciar la marca de mi persona dado que MÁS34 es mucho mas que Adriana Balcells. La formamos un equipo super implicado que trabaja incansablemente por seguir creciendo. MÁS34 defiende unos valores que creo que en España se entienden muy bien. 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de María Fernández-Rubíes Soler (@mariafrubies) el

 

Relacionados