Bañador bandeau de Oysho. | Oysho

Este bañador de Oysho en color vainilla es el más elegante

No hace falta complicarse la vida para dar con la pieza más idónea este verano. En la sencillez está el secreto de este bañador minimal que promete reinar en tus chapuzones.

Julia García

Aunque a primera vista resultan más tentadoras las prendas llamativas, que atrapan nuestra mirada primero y nos crea una necesidad de la nada después, hay prendas minimalistas que nos conquistan día tras día, cuanto más atención les dedicamos y cuantas más veces nos miramos en el espejo con ellas puestas.

Esta sensación de confort, de seguridad, de haber encontrado una segunda piel que te sube también el autoestima, es lo máximo que se le puede exigir a un bañador. Prueba de ello es que son pocos los que están a la altura de tan alta exigencia. Los hay muy bonitos, sí, pero no es fácil encontrar aquel que tú sientas que te queda perfecto.

No podemos garantizarte que lo hayamos encontrado al 100% pero estamos bastante seguras de haber aumentado de forma sobresaliente las posibilidades de conseguirlo gracias al último descubrimiento que hemos hallado en el catálogo de Oysho.

La joya en cuestión es un bañador de diseño minimalista y cierto aire vintage que no puede ser más delicado y elegante. Diseñado en un tejido estriado de color vainilla, la pieza de baño es completamente lisa, pero los tirantes finos con el escote cuadrado que tan de moda está son detalles más que suficientes para que el resultado final sea de matrícula de honor.

Además, no es el clásico bañador negro liso -aunque este modelo de Oysho también se vende en este color, además de en tono toffee-, el rey del verano cuando hablamos de sencillez y atemporalidad, sino que el color en el que está confeccionado es una alternativa novedosa y original a este.

El vainilla es un color escogido con muy buen criterio por el equipo creativo de la firma que es ideal cuando una quiere presumir de bronceado.

Bañador color vainilla de Oysho. | Oysho

Además, a todas estas virtudes hay que añadir un aspecto no menos importante: su confección sostenible, aspecto esencial del que los consumidores de moda debemos concienciarnos cuanto antes para poner nuestro granito con la salud de un planeta que lo necesita.

El bañador de Oysho, que también es una opción perfecta para llevar con unos shorts o una falda y escapar así del contexto playero, está a la venta en la tienda online de la marca gallega por un precio de 25,99 euros. ¿A qué estás esperando para tener el bañador más estiloso del verano justo a tiempo de lucirlo en tus vacaciones del mes de agosto?