Paz Vega con traje blanco y negro en un evento en Cannes. | Gtres

El traje blanco con el que Paz Vega brilla una vez más en Cannes

La actriz española pasea por segunda vez consecutiva su indudable elegancia y buen gusto por la glamurosa ciudad de la Costa Azul francesa.

Julia García

Cannes ha recuperado todo su glamour con la vuelta de su Festival de Cine, el más importante de Europa junto a la Mostra de Venecia, después de que la edición del 2020 tuviera que ser cancelada por la pandemia.

Como es habitual en la Costa Azul francesa, estrellas del cine española han pisado su alfombra roja. Sin ir más lejos, una Ester Expósito que nos dejó sin respiración y también Paz Vega, que paseó su inquebrantable elegancia y buen gusto con un vestido de lentejuelas y paneles transparentes perteneciente a la colección otoño-invierno 2021/2022 de Elie Saab.

A la artista española no hay evento que se le resista por mucho que imponga su impronta y su tradición, y no solo lo ha demostrado con dicho vestido del diseñador libanés, sino que horas después ha repetido éxito con un outfit completamente diferente, evidenciando que su registro estilístico es amplísimo. 

La protagonista de 'Lucía y el sexo' ha acudido a la cena del trofeo Chopard -se entrega cada año durante el festival cinematográfico celebrado en la Rivera Francesa a dos jóvenes actores-, donde ha apostado por un estilismo en clave sofisticada al lucir un esmoquin blanco con solapas negras acompañado por un pulido recogido con coleta baja que dejaba la raya en medio, muy distinto al peinado escogido para la noche anterior por la Croisette. 

Paz Vega con traje blanco de Nicolas Jebran en el Chopard Trophy. | Kate Green / GETTY

El look, al mismo tiempo, está repleto de detalles que explotan la sensualidad de la actriz sevillana. Por ejemplo, el escote en uve acentuado con el que luce el dos piezas blanco obra del diseñador Nicolas Jebran, al llevar la americana desnuda de compañía sin camisas ni tops de ningún tipo debajo.

También el cierre de esta última, un diseño en el que un especial cinturón casi escultórico en forma de serpiente sustituye a los botones frontales tradicionales de manera que logra estilizar aún más de lo esperado en este tipo de prendas.

Las finas sandalias de tacón negras, a juego con la solapa de la chaqueta del esmoquin y, por supuesto, los labios rojos, son detalles clave en el exitoso resultado final de este outfit de noche, el cual ha rematado de forma arrebatadora con una impresionante gargantilla multicolor obra de la firma de joyas protagonista del evento en el que ha brillado la actriz española.