Toni Garrn el día de su boda. | Instagram @tonigarrn

Vestido dorado y sombrero, ¿puede gustarnos más el look de novia de Toni Garrn?

La modelo se ha casado en secreto con Alex Pettyfer. 

Woman.es

Quién nos iba a decir que el 'slip dress' que las supermodelos convirtieron en pieza icónica en la década de los 90 terminaría siendo uno de los vestidos de novia más inspiradores del 2020.

Las circunstancias extraordinarias de este año ayudan a que lo sea porque han cambiado el contexto de las bodas, la mayoría mucho más pequeños e íntimas, lo cual siempre ayuda a que florezcan las ganas innovar frente al vestidazo de novia clásico como hizo Natalia Vodianova recientemente. Para quitarnos ese gusanillo podremos disfrutar a partir del 15 de noviembre de la pieza que Amy Roberts ha diseñado para que Emma Corrin se meta en la piel de Lady Di en el día de su boda allá por 1981.

Pero en la vida real, si te casaras mañana, seguro que te apetecería muchísimo más apostar por un look como el de la modelo Toni Garrn, que ha convertido al vestido lencero en una magnífica alternativa para dar el "sí, quiero".

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Now you really get to call me wifey ❤️

Una publicación compartida de TONI GARRN (@tonigarrn) el

“Ahora puedes llamarme mujer”, ha escrito en la imagen que ha publicado en su perfil de Intagram, en la que aparecen besándose la top alemana y su marido, Alex Pettyfer. En dicha foto, más allá de la lógica felicidad que muestran ambos, brilla con luz propia el innovador look de novia de Garrn, que ha acompañado al vestido satinado color champagne con un sombrero de rafia de gran tamaño y un pañuelo negro al cuello, dos complementos muy originales para un contexto. 

De hecho, la propia modelo germana ha bromeado sobre ello en sus stories: "¿Demasiado de verano para 10 grados? NAAAA", ha escrito sobre el selfie en el que se aprecia como ha llevado en origen ambas piezas, tanto la pamela como el pañuelo, lo único que le ha protegido (ligeramente) de las bajas temperaturas del otoño en el día de su enlace.

La verdad es que puede gustar más o menos el resultado en su conjunto -¡a nosotras nos encanta!-, pero no hay duda de que estamos ante una de las novias con más personalidad de los últimos tiempos.