Salma Hayek y Antonio Banderas se besan durante un acto promocional de 'El gato con botas'. | Carlos Alvarez / GETTY

Antonio Banderas está conmocionado por el relato de Salma Hayek sobre Weinstein

Las palabras de la actriz sobre lo vivido con Harvey Weinstein le han dejado tan "impactado" como a nosotras. 

Clara Hernández | Woman.es

Seguramente, la vieja afición de Harvey Weinstein a acosar a las actrices con las que trabajaba era un secreto a voces en Hollywood. Sin embargo, el hecho de escuchar a Salma Hayek narrar en primera persona su experiencia con el productor ("Harvey Weinstein fue mi monstruo también", escribió en una columna en 'The New York Times'), nos ha dejado conmocionados a todos. 

También a su amigo Antonio Banderas, que no ha podido evitar dejar unas palabras conmocionadas en las redes sociales.

"Estoy impactado y triste ante los terribles hechos que ha hecho públicos mi querida amiga Salma Hayek sobre el productor Harvey Weinstein. Su integridad, su honestidad como mujer y como profesional me hacen dar absoluto crédito a sus palabras", ha escrito en un mensaje en Instagram, tanto en español e inglés. 

Horas antes, los seguidores de la actriz ya le habían mostrado su apoyo cerrado en las redes. 

En la carta abierta que había publicado horas antes en el diario, Salma explicaba cómo su carrera junto a Weinstein había sido una carrera de decir "noes". 

"No a dejarle que me mirara mientras me duchaba. No a dejarle que me diera un masaje. No a dejarle que uno de sus amigos, desnudo, me diera un masaje. No a dejarle que me practicara sexo oral. No a que me desnudara con otra mujer. No, no, no, no...". 

La actriz también aclaraba que no había nada en el mundo que el productor odiara más que le dijeran "no" y que cuando esto ocurría podía llegar a ser maquiavélico. Incluso sugiere que su amistad con actores como George Clooney fue, quizá, lo que le salvó de que la violara. 

Otras actrices como Uma Thurman, Rose McGowan (la primera en denunciar su caso, que fue publicado en 'The New York Times'), Gwyneth Paltrow o a Angelina Jolie también figuran entre las presuntas víctimas del gurú cinematográfico.