Christine Baranski y Rose Leslie en 'The Good Fight'. | IMDb

Tres 'spin-offs' que son mejores que la serie original

Repasamos los mejores 'spin-offs' del momento con motivo del estreno de 'El joven Sheldon', la precuela de 'The Big Bang Theory' sobre la infancia del doctor Cooper el próximo 25 de septiembre. 

Ana Cortizo | Woman.es

Hacer un 'spin-off' de una serie que el público adora es como sentar a un Targaryen en el Trono de Hierro: te puede salir Aerys el Loco o te puede salir Daenerys de la Tormenta. Y, en realidad, este artículo sería mucho más sencillo si habláramos de series que, intentando cabalgar la estela de un título de éxito, se estrellaron de mala manera: 'Joey' ('spin-off' de 'Friends'), 'Models' (de 'Melrose Place', que, recordemos, era a su vez un 'spin-off' adulto de 'Sensación de vivir') o 'Los diarios de Carrie' ('Sexo en Nueva York')... Intentar exprimir el alma de una serie es un deporte de riesgo que, a menudo, no sale bien.

Pero el 25 de septiembre se estrena 'El joven Sheldon' (Movistar+), que recorre la infancia del insufrible y entrañable doctor Cooper de 'The Big Bang Theory' en el Texas de 1989. La serie cuenta con la voz en off de Jim Parsons -el Sheldon Cooper adulto-, Iain Armitage ('Big Little Lies') como protagonista y Zoe Perry como su madre (nota para amantes de la simetría: la actriz es hija de Laurie Metcalf, madre ficticia de Sheldon). El cóctel nos entusiasma tanto como nos aterra y, como no queremos sufrir un “Zas, en toda la boca” a sus manos, intentaremos atraer buen karma sobre este estreno repasando los tres 'spin-offs' del momento que son (a nuestro juicio) mejores que las series que los originaron. 

Iain Armitage en la serie 'The young Sheldon'. | IMDb

'The good fight' (serie madre: 'The good wife')
Hay 'spin-offs' que nos permiten disfrutar de la maravillosa arquitectura humana de la serie original sin tener que aguantar a ese protagonista al que le cogimos tirria allá por la tercera temporada. No hay, de momento, un 'Cómo conocí a vuestra madre' sin Ted Mosby, o un 'The Big Bang Theory' sin Leonard, pero sí tenemos un 'The good wife' que se ha divorciado de la ceñuda Alicia Florrick y se ha quedado con la custodia de sus secundarios de ensueño (cualquier serie que contenga a Elsbeth Tascioni es nuestra serie), sus dilemas morales (ah, la justicia; ah, la ley) y sus luchas de poder en los bufetes. Al frente, una Diane Lockhart más digna que nunca y con todo en contra: minoría WASP en un bufete afroamericano, estafada, arruinada y con un matrimonio en crisis. Por favor, que empiece ya la segunda temporada. 

 

Binge-watch season one of #TheGoodFight now! All episodes are now streaming on #CBSAllAccess.

Una publicación compartida de TheGoodFightCBS (@thegoodfightcbs) el

'Better call Saul' (serie madre: 'Breaking Bad')
Vale, con tres temporadas (y contando) en antena, es pronto para saber si superará a 'Breaking Bad', una de las series más redondas jamás producidas, con un arco de personaje, el de Walter White, capaz de hacernos llorar de satisfacción. Pero, en el universo del 'spin-off', el secundario sin escrúpulos debería ser todo un subgénero. Y, a la espera de que alguien se atreva con Eli Gold ('The good wife') o Ari Gold ('El séquito'), disfrutamos como enanas con Saul Goodman, que nos cuenta -en 'flashback' desde el lugar donde lo dejó la serie original- cómo sus años mozos le llevaron de 'loser' en la empresa de su hermano a abogado de criminales. El piloto fue el episodio más visto en la historia de la televisión por cable, con 6,9 millones de espectadores. 

Bob Odenkirk en 'Better call Saul'. | IMDb

'Fear the walking dead' (serie madre: 'The walking dead')
“Mientras tanto, en Los Angeles”, sería un buen resumen de esta serie coral (ni precuela ni secuela... ¿entrecuela?), ambientada en el mismo apocalipsis zombi que, de momento, ha dado para ocho temporadas en 'The walking dead'. Más franquicia al estilo CSI que 'spin-off', 'Fear the walking dead' arrancó sin grandes expectativas, pero está consiguiendo robarle fans a la serie original, y el transfuguismo tiene sus motivos: cuenta historias humanas con las que podemos identificarnos, mientas que los personajes de la serie original son prácticamente superhéroes a estas alturas; sus muertos vivientes, tras tres temporadas, siguen consiguiendo asustarnos, y los de 'The walking dead' son más bien como esos yonquis de tu barrio en los que ya ni reparas. Y, sobre todo, 'sheriff' Rick y sus colegas han tenido una temporada fatal, mientras los guionistas de 'Fear the walking dead' se dejaban la piel en cada episodio. Y así nacen las leyendas, claro. 

Fotograma del 'Fear the Walking Dead'. | IMDb