La sociabilidad española, un punto débil frente al coronavirus, según 'The Guardian'. | iStock

'The Guardian' incendia las redes con un artículo sobre el coronavirus en España (y de que cómo el ser besucones no nos ha ayudado)

El diario critica también la respuesta del país ante la propagación del virus.

Clara Hernández | Woman.es

Cada cierto tiempo, 'The Guardian' publica un reportaje en torno a los españoles, sus costumbres o su administración que provoca auténticas debacles en las redes sociales, tanto por motivos graves (corrupción, política), como por comentarios inusuales (describió a Pedro Sánchez como "escandalosamente apuesto", algo que provocó aplausos y memes a partes iguales). 

Ahora la cabecera del periódico británico ha vuelto a convertirse en 'trending topic' con un reportaje en el que habla sobre la gestión del coronavirus en España y que ha dejado comentarios de todo tipo. 

- ¿Cómo afrontar la cuarentena si vives sola? Mira lo consejos de la experta.

- ¿Es tu dieta la adecuada para este periodo?

Bajo el titular 'Cómo la respuesta de España al coronavirus puede haber sido tan mala', el artículo habla de "lentitud" de reacción por parte de los gobernantes, de hospitales mal equipados y "golpeados por una década de austeridad desde la crisis financiera" y, además, del inicio de una epidemia en el país en el que las costumbres españoles han tenido mucho que ver, algo que no ha pasado inadvertido a muchos lectores.

"La principal causa para que el virus se haya extendido tan rápidamente por España puedes ser completamente mundana. Ha habido (en febrero) una inusual, cálida y soleada primavera. A finales de febrero y principios de marzo, con temperaturas superiores a los 20 grados, los cafés y bares a pie de calle de Madrid estaban a tope de gente feliz, haciendo lo que lo que a los madrileños más les gusta: ser sociables". 

¿Y qué es ser sociable para un madrileño, según 'The Guardian'? "Eso significa abrazarse, besarse y charlar animadamente a menos de unas pulgadas de la cara del otro". 

Todas estas observaciones han dividido a las redes. Una parte asegura que todo lo que dice el rotativo es verdad (aunque miran con escepticismo el último párrafo sobre el comportamiento social de los madrileños) y, un grupo de esta, atribuye a 'The Guardian' una credibilidad que no atribuye a medios nacionales; otros arremeten contra el diario porque encuentran ofensivo que la prensa internacional critique lo que se hace en nuestro país ("Quizá 'The Guardian' debería mirar un poco más lo que ocurre en su país que en el nuestro, allí lo han hecho mucho peor que aquí", opina un usuario). Otros, directamente, recuerdan los escándalos de turistas británicos durante sus vacaciones de sol y playa en lugares como Magaluf.

La guerra está servida. 

Relacionados

-->