La actriz Paloma Bloyd, de la serie 'Cuéntame' (TVE), maquillada por Chanel. | Rubén Vega

Paloma Bloyd: "Prefiero vivir el presente"

La actriz de 'Cuéntame', que acaba de perder a su padre, encarna en la 21 temporada de 'Cuéntame' a una mujer fuerte, como ella misma.

Ester Aguado

Ha sido, sin lugar a dudas, una de las entrevistas más difíciles de afrontar. Justo unos minutos antes de cogerme el teléfono, Paloma Bloyd acababa de recibir la autopsia de su padre, fallecido hacía un par de meses en Chicago (Estados Unidos), no sabían si a causa de la COVID-19. Todo fue tan inesperado y tan terrible, separados por todo un océano y sin tiempo para despedirse, que la actriz hispano americana todavía carga con el alma rota de dolor. Un dolor que se hizo tangible con los resultados que esperaban. Pero ella, profesional, cariñosa y cercana, no quiso retrasar esta charla, aunque sí explicar por qué se la escuchaba tan apagada al otro lado de la línea.

Recordaba que, la última vez que habíamos charlado, me había hablado con orgullo y pasión de ese hombre que le dio la vida y la enseñó a disfrutar tanto de todo. "La última vez que hablé con él me dijo lo orgulloso que estaba de mí, lo mucho que había madurado como actriz y lo que más le hubiese gustado a él hubiese sido que siguiera adelante, luchando. Hay que agarrarse a esas cosas para continuar. Yo se lo digo a todo el mundo: grabad vídeos, mensajes de voz, haced fotos de las personas que queréis. Yo, cuando me enteré de la noticia, lo primero que quise fue escuchar su voz y me puse como loca a buscar sus notas de voz en whatsapp... y ahora son un tesoro. Cuando no están, son alimento para el alma". 

Paloma Bloyd, con su hermana y su padre. | @palomabloyd

Paloma afronta su cuarta temporada en 'Cuéntame cómo pasó', la serie más longeva de nuestra televisión (lleva 19 años en antena). Nacida en Chicago, llegó a la interpretación tras ser descubierta por Verónica Forqué en el programa 'Supermodelo' (2007). Tres años en un escenario ('Adulterios') la curtieron para encarar trabajos internacionales como 'Borgia', 'La fría luz del día', 'El hombre que mató a don Quijote' y 'Outpost'. 

En la serie emitida en TVE (todos los jueves, 22h) interpreta a una inglesa matemática judía que acaba casándose con Toni Alcántara (interpretado por Pablo Rivero) y teniendo una hija: "Admiro a mi personaje por tener las cosas tan claras, yo soy más insegura, pero nos parecemos en nuestra lucha por la igualdad de géneros. Ambas somos #WomanPower", afirma. Acaba de estrenar la temporada 21, una de las más innovadoras, porque 'Cuéntame cómo pasó', la serie que ha reflejado la historia de nuestro país desde los años 60... ¡de repente salta al presente!

Y lo hicieron para reflejar la pandemia, ¿ha sido un acierto o habrías esperado?

En marzo nos enviaron los cinco primeros guiones de esta temporada... y, de repente, llegó el confinamiento. Nos hicieron tirarlos a la basura. En abril nos llegaron los nuevos guiones y, al leer el primero, acabé llorando con esa primera escena de los aplausos en el balcón... estaba todo muy presente. Ese homenaje a los sanitarios, a las víctimas del virus, a los seres queridos que han perdido a su familia... Ese fue el motor de la productora para querer contar ya el 2020. Cómo una serie como 'Cuéntame' no iba a reflejar todo esto que nos está sucediendo, tan extraordinario... Va mucho con la esencia de la serie, que cuenta la historia de nuestro país. Está muy viva y se va moldeando a las cosas que os van sucediendo.

Una vez que te planteas llegar a la actualidad... ¿la serie se acaba?

El planteamiento del productor, Miguel Ángel Bernardeau, siempre es creer que es ésta es la última temporada. Es un poco el concepto de los Javis: 'lo hacemos, y ya vemos'. Es un planteamiento valiente, pero es que nunca se puede planear demasiado de cara al futuro. Ya hemos visto que, por muchos planes que hagas, llega la vida y te los pone patas arriba. Ellos sentían la responsabilidad de contar la pandemia y, luego, supongo que ya verán por dónde seguir tirando. De momento, esta temporada también veremos a Filomena... hay una capacidad de improvisación artística brutal en esta serie.

Paloma Bloyd encarna a Deborah, mujer de Toni Alcántara, en la serie 'Cuéntame cómo pasó'. | Rubén Vega

Una de las tramas de la serie es la de la conciliación: Deborah y su marido, Toni Alcántara (Pablo Rivero) son muy ambiciosos en sus profesiones y ninguno quiere renunciar a sus oportunidades laborales, a pesar de tener una hija. Cuando tú tengas la tuya, ¿acabarás cediendo?

Hay que equilibrar las pasiones... porque ser madre es una gran pasión, pero tu trabajo también. Lo ideal es poder compaginar las dos cosas. Luchemos por eso, seamos #WomanPower.

Después de tantos años, ¿no tienes ganas de dejar marchar a Deborah?

Con ella he crecido mucho como actriz, porque es el proyecto en el que más tiempo he estado y ha sido muy interesante sentir ese recorrido, convivir tanto tiempo con ella. Lo que me interesa, a nivel creativo, es estar contando cosas que tienen un valor para el espectador, un valor social y emocionar a las personas... por eso nos dedicamos a contar historias, para transmitir y hacer sentir a la gente. Y eso me lo aporta Deborah. Con todo lo que ha pasado, con la muerte de mi padre, me he dado cuenta de que ahora más que nunca que tampoco se pueden hacer planes, que las cosas suceden, así que procuro no pensar demasiado en el futuro. Prefiero vivir el presente, que me llena y el tiempo dirá.

¿Aún distingues dónde empieza y acaba Deborah y dónde empiezas y acabas tú?

Sí (risas). Es evidente que Deborah tiene mucho de Paloma, porque la he construido desde mi propio yo... pero ella es mucho más pragmática, yo soy muchísimo más emocional. Lo que me ayuda mucho a distinguirla es su acento, tan personal. Tampoco es un personaje oscuro del que necesite salir para que no me afecte a mi salud mental... Me quito el vestuario, el anillo de casada y desconecto (risas).

Creo que estás desarrollando un proyecto personal: ¿significa que estás escribiendo un libro, como Pablo Rivero?

Sí, estoy con un proyecto audiovisual, que me toca mucho el corazón, me pilla muy de cerca y he puesto muchísima ilusión. Empleo muchos de mis tiempos libres, cuando no estoy rodando y espero poder contaros más cosas en unos cuatro o cinco meses. Justo ahora, a mediados de marzo, terminamos de rodar esta última temporada, y podré darle un empujoncito. La vida es tan efímera que hay que hacer lo que te llena ya, sin esperar a más adelante.

Imanol Arias, Pablo Rivero y Paloma Bloyd en 'Cuéntame cómo pasó' | @tve

¿Has pensado en volver a trabajar en Estados Unidos? Siendo bilingüe será más fácil...

A mí me gusta mucho vivir en España, aunque me apasione viajar por trabajo. Ahora, con todo el tema de la pandemia, te preparas los castings desde tu casa y los envías, así que en realidad resulta más fácil optar a todo tipo de producciones internacionales. Ahora, con el auge de las plataformas en streaming, hay más opciones, aunque hay que acoplarse a los parones de la serie, claro. Ahora, en cuanto acabe de rodar 'Cuéntame', me iré a Estados Unidos para cerrar los asuntos de mi padre y ya veré qué hago...

¿Pudiste votar en las elecciones de Estados Unidos, eres ciudadana norteamericana?

Sí, voto en todas, sí. El asalto al Capitolio me pilló volviendo de allí y, de hecho, me ayudó la ayudante de dirección del Grupo Ganga, la productora, asustadídima, por si no podía regresar. Da muchísimo miedo. Es una etapa tétrica, la combinación de todo lo que está sucediendo en la política con el tema Covid... Espero que se calme todo, porque el ambiente está muy cargado, aunque no sólo en Estados Unidos. En el momento en el que hay polos extremos se produce esta violencia y luego está la pérdida de valores, del respeto, la ausencia de ética y falta de templanza y de empatía hacia los demás: no nos ponemos en el lugar del otro. Hay que meterse en los zapatos del otro.

Creíamos que nos había enseñado algo la pandemia, pero no...

Es terrible y da mucho miedo, cualquier cosa puede pasar en cualquier momento. Son tiempos trágicos.

La actriz hispanoamericana, maquillada por Chanel. | Rubén Vega

Ahora que estás tan lejos del mar, ¿qué haces en tu tiempo libre?

Echarlo de menos, que me da mucha paz y encima no puedo hacer surf. Mi sitio en el mundo es la playa de San Lorenzo, en Gijón. Paso mucho tiempo con mi perrita Rita, cocino, pinto, toco la guitarra, veo bastante cine, últimamente estoy escribiendo mucho... Las famosas videollamadas llenan mi vida (risas), no sé cuántas horas me tiro hablando con la gente que quiero al teléfono, ya que no podemos reunirnos con amigos... Ahora con el rodaje, tenemos que tener cuidado con el tema del virus, hay una gran responsabilidad para no contagiar a tus compañeros... algunos de ellos son de riesgo, además, por la edad. Pocas terrazas he visitado últimamente. Me gusta mucho apoyar a la hostelería, pero hay que tener cabeza.

Hablando de compañeros, ha habido muchas incorporaciones nuevas esta temporada, ¿con quién te llevas mejor, con quién tienes una relación de amistad en la serie?

Con cada uno tengo una relación especial: con Pablo Rivero, con el que comparto trama, tengo una conexión especial. Siempre hemos tenido mucha complicidad, sé que puedo contar con él para temas personales. Con Ana Duato es una persona muy calurosa, maternal, dulce y siempre te arropa mucho y está pendiente de que estés bien, a gusto... con el tema de la muerte de mi padre estuvo muy presente, cada día, apoyándome y me tocó mucho el corazón el amor que recibí, de todo el equipo. Me llamó Miguel Ángel Bernardeau, el productor, para arroparme, todos vinieron al rescate y eso te llega dentro y ahora me siento muy unida a ellos.

Entre los nuevos actores de esta temporada está Anna Allen, que fue la actriz que se inventó una historia en Hollywood, hasta que la descubrieron. Los Javis la rescataron en 'Paquita Salas' y ahora vuelve a 'Cuéntame', ¿tú eres de dar segundas oportunidades?

Claro que sí, todos somos humanos y cometemos errores y es importante dar segundas oportunidades y sobre todo, no machacar a la gente. Tenía muchas ganas de conocerla y ha sido muy fácil trabajar con ella.