Marta Escalante en plena sesión de entrenamiento. | Miklos Selva @miklosselva

Las cinco verdades sobre el entrenamiento con pesas si eres mujer

No, por entrenar con pesas no te vas a poner "grande".

Woman.es

Una de las preguntas más recurrentes que suelen hacer las mujeres cuando llegan a un gym o con su entrenador personal, es qué pasará con sus cuerpos cuando empiecen a entrenar con peso. El temor a ponerse “grandes" y "masculinas", no tiene fundamento y por eso vamos a contarte algunas verdades sobre el entrenamiento de pesas:

¿Quieres un abdomen fuerte? Esta es tu rutina

¿Quieres llegar a Navidad con el vientre plano? Prueba este reto

1. Las mujeres no tenemos suficiente testosterona para ponernos "grandes", una rutina equilibrada donde trabajas todos los músculos por igual, levantando un peso que te permita completar de 12-15 repeticiones llegando al fallo muscular te ayudará a fortalecer, moldear, endurecer. Si llevas una dieta adecuada, una buena rutina de entrenamiento y haces cardio, lo que vas a conseguir es mejorar tu composición corporal y tonificar.

2. Cuando entrenas con peso quemas más grasa como combustible durante el día. Por varias razones, tu metabolismo se ve afectado positivamente, incrementa en mitocondrias musculares, las mitocondrias son como fábricas que se encargan de transformar los ácidos grasos en energía, de esta forma pierdes grasa. También toleras mejor los carbohidratos y tu cuerpo procesa mejor el azúcar porque incrementan receptores de insulina a nivel muscular, tu sensibilidad a la insulina mejora, lo que quiere decir que vas a responder mejor hormonalmente cuando consumes carbohidratos, esto también es bueno para tu salud y energía.

3. Mejora tu densidad ósea y previene osteoporosis.

4. Incrementa tu fuerza, resistencia, tu condición física en general.

5. Las pesas son aliadas para mejorar la apariencia de la celulitis, ayudan a combatir la flacidez de la piel.