Carrie Fisher, caracterizada para su papel de princesa Leia en 'Star Wars'.  | IMDB

El tierno homenaje de la hija de Carrie Fisher a su madre

Billie Lourd ha emprendido un viaje muy especial cuando se cumple un año de la muerte de la protagonista de 'Star Wars'. 

Clara Hernández | Woman.es

Ha pasado un año desde que Carrie Fisher, aquella princesa Leia irreverente y guerrera de 'Star Wars', falleciera a causa de un ataque al corazón. Sin embargo, son muchos los fans que recuerdan a esa mujer de armas tomar también en la vida real, donde hablaba sin tapujos de la falsedad de Hollywood, del machismo o de propias adicciones: "Uno está enfermo según el número de secretos que guarda. Yo estoy muy saludable", aseguraba en las entrevistas. 

El recuerdo más intenso, especial y tierno ha llegado, repentinamente, de su hija, la actriz de 25 años Billie Lourd. En una imagen que ha publicado en su perfil de Instagram, Billie relata que ha viajado a Noruega con su padre, Bryan Lourd, para ver las auroras boreales. Se trata de un tributo a su madre ya que la protagonista galáctica estaba fascinada por estos fenómenos celestes, revela la actriz. 

"Nunca llegué a ver las auroras boreales con ella", lamenta en la red social, junto a una impresionante imagen de su viaje. "Viajamos a Noruega para ver si era posible ver al cielo subirse la falda negra y enseñar sus deslumbrantes partes íntimas a nuestros indignos iris", bromea Billie. "Y lo hizo", continúa.

"Te amo hasta el infinito", concluye, añadiendo los emojis de dos lunas y un biquini, unos motivos que evocan el obituario humorístico y crítico que la propia Carrie Fisher propuso en su libro 'Wishful Drinking" para cuando muriera. Este decía: "Carrie Fisher ha muerto (...) ahogada en la luz de la luna y estrangulada por su sujetador" y pretendía ser una pulla contra George Lucas, quien le había pedido que no usara sujetador debajo de la túnica de Leia porque "en el espacio no hay ropa interior". 

Hace unos días, la actriz homenajeaba a su madre durante el estreno de la última película de la saga, 'Star Wars: los últimos Jedi', en Los Ángeles, en la que ella participaba. Billie eligió el recogido trenzado que popularizó Carrie en 1977, en la película  'Star Wars: una nueva esperanza', para asistir al acto, así como un anillo que su madre llevó la 'premiere' de 'El despertar de la fuerza' en 2015. 

 

‪like mother, like daughter. ✨💗💗 #TheLastJedi‬ #billielourd #carriefisher #princessleia

Una publicación compartida de Billie Lourd. (@billielourde) el

La hija de Carrie Fisher también ha tenido un recuerdo para su abuela, la actriz Debbie Reynolds, fallecida un día después que su hija. En internet ha publicado una bonita fotografía en la que aparece una bellísima Debbie conduciendo un coche y, a su lado, una niña de apenas 2 años que no puede ser otra que Carrie.

 

💚🆎🅰️🌛🆎🅰️💚

Una publicación compartida de Billie Lourd (@praisethelourd) el