GETTY

La respuesta de Chrissy Teigen al odio que recibe en redes demuestra que sabe lidiar con las críticas

La modelo, cansada del odio y el desprecio que recibe a través de las redes sociales, ha decidido contestar a aquellos que la señalan y ha demostrado que sabe lidiar con las críticas

María Viéitez

Chrissy Teigen lleva meses cancelada en las redes sociales a causa de un escándalo por el que fue acusada de hacer cyberbullying. De acuerdo con 'TMZ', Courtney Stodden, modelo estadounidense, fue la primera que alzó la voz acusando a Teigen de acosarla a través de Twitter e, incluso, desearle la muerte. Tras esa primera acusación, fueron varias las estrellas que se declararon víctimas de los ataques de Chrissy.

Michael Costello fue una de ellas. El diseñador acusó a Teigen de intimidarle también a través de Twitter y que puso sobre las mesa uno de los casos que más revuelo causó debido a que Chrissy afirmó que las capturas de pantalla compartidas por Costello habían sido manipuladas.

Tras pasar unos días nefastos, la modelo mitad estadounidense mitad tailandesa pidió disculpas y afirmó sentirse avergonzada por lo que hizo sentir a sus víctimas, pero no logró calmar los ánimos de los usuarios más críticos que, a día de hoy, continúan enviándole mensajes de odio.

Teigen ha concedido varias entrevistas en las que afirma que lo único que hace ahora es "dedicarse a sus asuntos y cuidar de su familia". Ha decidido, además, que no volverá a meterse jamás en temas ajenos, pero todo esto no parece ser suficiente. Por ello, tomó la determinación de pronunciarse en su perfil de Instagram sobre el odio que recibe, y lo ha hecho compartiendo varios vídeos en sus Stories.

"Dos cosas que creo que son divertidas en este momento. Uno: la gente en mis comentarios que está enfadada porque no hay suficientes comentarios de odio en mis comentarios. Piensan que los borro, pero como, ¿qué? Eso es como, 'hater' de siguiente nivel, cuando te enfadas porque no hay suficiente odio... estás loco".

Chrissy Teigen tiene el piercing que vas a querer hacerte este 2021 (y no, no es en la oreja)

Chrissy Teigen escribe un conmovedor artículo en el que habla de la pérdida de su bebé

Pero eso no era todo. Teigen continuó hablando en un tono relajado y casi optimista, del odio que recibe incluso cuando interactúa con otras cuentas de Instagram. "Dos: si dejo un comentario bajo la foto de alguien, incluso aunque sea bueno, 'te ves genial', 'me encanta tu outfit', la gente también se enfada porque estoy viva".

Chrissy siempre ha hablado abiertamente de las batallas que mantiene en redes sociales intentando lidiar con 'haters' y, de hecho, ya habló en el pasado sobre lo duro que estaba siendo ser cancelada por los tweets que publicó en el pasado.

"No sé qué decir aquí... es tan extraño fingir que no ha pasado nada en este mundo online pero sentirme como una completa mierda en la vida real", escribió en una foto de sus piernas apoyadas en el sofá. Salir fuera apesta y no se siente bien, estar en casa sola con mi mente hace que mi cabeza deprimida se acelere. Pero sé que como sea que esté manejando esto ahora no es la respuesta correcta" fue la manera en que empezó su largo post.

"El club de cancelación es algo fascinante y he aprendido mucho", continuó. "Sólo unos pocos lo entienden y es imposible saberlo hasta que estás en él. Y es difícil hablar de ello en ese sentido porque obviamente suenas como un quejica cuando claramente has hecho algo mal". Y concluyó: "Todo lo que sé es que os quiero, os echo de menos, y sólo necesitaba un momento honesto con vosotros porque estoy... cansada de estar mal conmigo misma todo el día. Ni siquiera sé si es bueno decir algo de esto porque va a ser brutalmente analizado y criticado, pero no sé".

Teigen ha pedido disculpas en numerosas ocasiones y, solo por eso, quizás sea el momento de olvidar lo ocurrido. En junio escribió un ensayo para 'Medium' en el que decía: "No ha pasado ni un solo día, ni un solo momento en el que no haya sentido el peso aplastante del arrepentimiento por las cosas que he dicho en el pasado". Y continuaba: "Simplemente, no hay excusa para mis horribles tweets del pasado. Mis objetivos no los merecían. Nadie lo merece". "Muchos de ellos necesitaban empatía, amabilidad, comprensión y apoyo, no mi mezquindad enmascarada como una especie de humor desenfadado y nervioso. Fui un troll, y punto. Y lo siento mucho", escribió.