Demi Lovato visita Music Choices en Nueva York, en marzo de 2018.  | Jamie McCarthy

La madre de Demi Lovato habla por primera vez desde que su hija sufrió la sobredosis

Dianna de la Garza confesó que pasó unos días aterrorizada.

Woman.es

El pasado 24 de julio Demi Lovato ingresaba de urgencia en un hospital de Los Ángeles por una presunta sobredosis. Desde entonces, la escasez de noticias oficiales al respecto hicieron temer lo peor. 

La cantante, cuya hospitalización se prolongó más de lo esperado, abandonó el centro médico finalmente en agosto para someterse de inmediato a un tratamiento de rehabilitación. Una publicación en Instagram de la cantante, en la que reconocía su problema con las drogas y agradecía todo el cariño de sus seguidores, era la única comunicación oficial, así como un mensaje de su hermana Madison de la Garza por el día de su cumpleaños, el 21 de agosto, en el que daba idea de la gravedad del estado inicial de la cantante. 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

today could have been one of the worst days of my life, but instead i get to spend it thanking God, the incredible doctors, demi's team, and everyone across the world who offered their support - without all of these people i wouldn't have my big sister anymore. i've been thinking about how i wish that everyone could see the silly little things that she does, like how her nostrils move when she says certain words and when she brushes my hair behind my ear when i'm trying to sleep, because those are the things i'm thankful for today. they seem so small, but those little things make up my sister - not a singer, not a celebrity, and definitely not what she's been described as in the media - she's a daughter, a friend, and my big sister... and i am so, so thankful that i can tell her happy birthday. #happybirthdaydemi ❤️

Una publicación compartida de Madison De La Garza (@maddelagarza) el

"Este día podría haber sido uno de los peores de mi vida (...)", indicó, antes de dar las gracias a Dios, a los "increíbles doctores", el equipo de Demi... "Sin todas estas personas no tendría a mi hermana mayor conmigo nunca más", confesó. 

Ahora, la madre de Demi, Dianna de la Garza, ha hecho sus primeras declaraciones a los medios desde que todo esto sucedió y que dan idea del peligro real que corrió la vida de la joven. La cantante se estaba debatiendo entre la vida y la muerte, literalmente. 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Demi Lovato (@ddlovato) el

En una entrevista con Newsmax TV, Dianna explica lo aterrada que se sintió durante días por la angustia de pensar que su hija iba a morir y que la vida de Demi, realmente, pendió de un hilo durante los primeros dos días.

"Ella no estaba bien, no tenía buena pinta", indica la madre recordando el día en el ingresaron a Demi. "La razón por la que está viva es por los millones de oraciones que llegaron ese día", asegura antes de señalar que ahora Demi "va muy bien, feliz, sana y trabajando en su recuperación". "Eso me anima de cara al futuro", ha explicado. 

También se ha referido varias veces al opio, lo que hace pensar que esa es la droga que llevó al hospital a su hija. "Lo peor de todo es que no lo ves llegar, eso es lo aterrador", explicó cuando le preguntaron por el modo en que los padres pueden reaccionar si detectan alguna adicción en sus hijos. 

"La crisis del opio está tomando unas dimensiones enormes, la gente no entiende que hasta que se analice, se estudie... no se podrá solucionar", ha explicado antes de recordar que "Cada  15 minutos se produce una sobredosis por esta sustancia".

// Outbrain