D.R.

Se prolonga la hospitalización de Demi Lovato por "complicaciones"

Más de seis días después de haber sido ingresada por una presunta sobredosis.

Woman.es

El pasado martes, Demi Lovato era hospitalizada en el Cedars-Sinai Medical Center de Los Ángeles a causa, supuestamente, de una sobredosis. Este martes, casi una semana después, la cantante sigue ingresada en el mismo centro y no se espera que reciba el alta de inmediato, según adelanta el portal TMZ, que cita "complicaciones" en la salud de la cantante. 

Al parecer, se creía que la artista abandonaría el hospital el fin de semana pero su estado de salud lo impidió. Entre otras cosas, Demi sufre fuertes nauseas y fiebre muy alta. El mismo portal asegura que la sobredosis de Demi fue tan "severa" que su vida llegó a correr peligro. Eso sí, los pronósticos no dejan de ser buenos y se espera que tenga una recuperación total. 

En cuanto a lo ocurrido, como estaba inconsciente cuando los servicios de emergencia llegaron a su casa, la artista no pudo decirles qué tipo de sustancias había consumido aunque los síntomas parecían indicar que era algún opiáceo y por eso se relacionó con la heroína, el más habitual de este tipo. Sí que se sabe que sucedió tras una fiesta en su casa de la que hay algún vídeo. De hecho, la bailarina Janelle Hansen, amiga de Demi, publicó un vídeo en el que aparecía su amiga esa noche, pero al trascender las noticias del estado de Demi lo borró (aún así, todavía circulan unas imágenes por internet en las que se ve un pastel de cumpleaños y a la cantante en segundo plano, seria).

También se ha sabido que la llamada para alertar a los servicios médicos la realizó una mujer, una persona que trabaja como asistente de Demi en su casa. 

 

Una publicación compartida de Demi Lovato (@ddlovato) el

Un representante de Demi ha pedido, en nombre de la familia, respeto. "Parte de la información que ha sido facilitada es incorrecta y la familia pide respetuosamente privacidad y que no haya especulaciones porque la recuperación y salud de Demi son ahora lo más importante", dijo en unas declaraciones la pasada semana. 

Demi, que hoy tiene 25 años, libra una batalla contra sus adicciones desde que era prácticamente una adolescente. 

Desde hace una semana, las redes de Demi están paradas. Destacado, al comienzo de su muro de Twitter, se lee uno de sus últimos tuits: la del lanzamiento del tema 'Sober' en el que la estadounidense confesaba su nuevo estado: "A todos los que siempre habéis estado ahí, hemos estado ya por esta carretera, lo siento, ya no estoy sobria".